Retos   Fundación para la Diabetes

"Creo que seré uno de los pocos diabéticos que a día de hoy está contento por ser diabético"

Compartir: 

Reto: Rueda por la Diabetes a Mont Blanc.
Javier Gómez

En primer lugar, me gustaría dar las gracias por apostar y confiar en mí para poder afrontar este reto. Para mí, es un orgullo poder representar este tipo de iniciativas que tanto valoro.

Bueno, mi historia es un poco especial porque creo que seré uno de los pocos diabéticos que a día de hoy está contento por ser diabético y cuando vean las fotos lo entenderán.

Mi debut fue cuando tenía 29 años. Al principio lo pasé un poco mal por verme ingresado en un hospital y más cuando le tenía pánico a las agujas... Fueron unos días duros, pero gracias a la ayuda de mi familia y amigos conseguí salir adelante.

Gracias al deporte consigo una mejor regulación de mi diabetes, desde 2013 estoy practicando triatlón, una de mis pasiones, en las que cada vez me marco retos mas exigentes, pero siempre pensando en disfrutar.

Gracias al deporte consigo una mejor regulación de mi diabetes.

Todo empezó un 17 de marzo de 2013 cuando debuté en mi primer triatlón distancia sprint en Mijas. Llevaba desde el mes de octubre de 2012 entrenándome y estaba ansioso por hacer mi primer triatlon, pero nunca pude imaginar que una distancia tan corta me haría pasar un rato por momentos angustioso, ya que las condiciones climatológicas no eran nada buenas, pero era MI RETO y no podía abandonar sin antes intentarlo. Las olas hicieron que en algunos momentos pensara en abandonar, pero en mi cabeza solo estaba acabar, daba igual cuánto tiempo tardase, lo importante era acabar y disfrutar, así que no dude en seguir ya que había muchos sentimientos en juego, razón suficiente para demostrar que con diabetes también se puede.

No dude en seguir ya que había muchos sentimientos en juego, razón suficiente para demostrar que con diabetes también se puede

Una vez terminé la natación me fui en busca de mi bici, tuve que sentarme en el suelo porque estaba mareado, aún así en mi cabeza solo estaba acabar... Tras esperar 5 minutos me empecé a recuperar y fue cuando al montar en la bici, sentí la sensación de que lo iba a terminar sin problemas y así fue. Una vez terminé con la bici me dispuse a iniciar la carrera a pie, en cada zancada que daba veía cada vez más cerca a mis hijos y mi mujer, ellos fueron en cierto modo los partícipes de dicha hazaña, la cual nunca olvidaré por haber sido mi primer triatlón.

A día de hoy llevaré un total de unos 40 triatlones, y uno de los retos que me he planteado para este año es hacer una carrera en marcha de 101 km y, cómo no, su gran propuesta que me hicieron de ir a Pontevedra y después a Montblanc. Me siento orgulloso y entusiasmado por afrontar esta experiencia y poder disfrutar de los paisajes y entornos que vamos a ver.

Un saludo y gracias.