Sala de prensa   Fundación para la Diabetes

Diabetes, una epidemia del siglo XXI

Compartir: 

La diabetes es reconocida como un problema sanitario grave, ya que a menudo resulta en incremento de la morbimortalidad, fundamentalmente por patología cardiovascular, insuficiencia renal y amputaciones de los miembros.

La diabetes es la cuarta causa de muerte en la mayoría de los países desarrollados, pero también es una nueva epidemia para los países en vías de desarrollo y aquellas naciones recientemente industrializadas.

La tendencia es a que cada vez encontremos más casos de diabetes. La OMS, y partiendo de unas cifras de 135 millones de personas con diabetes en todo el mundo en 1995, hasta hace poco predecía que en 2025 habría casi 300 millones. Sin embargo, estas cifras ya se han superado con holgura, de manera que en 2014 ya había 387 millones de afectados, lo que equivale a un 8,3 % de prevalencia. Las proyecciones actuales calculan que en 2035 tendremos 205 millones más, alcanzando un total de 592 millones de afectados. El incremento se prevé más acusado en los países menos desarrollados.

Si miramos las estadísticas de países que cuentan con datos más fiables, podemos apreciar cómo en Estados Unidos la prevalencia aumentó de un 8,3 % en 2010 a 9,3 % en 2012, lo que suponía 29,1 millones de personas (8,1 millones estaban sin diagnosticar). Si nos fijamos en los mayores de 65 años, el número de afectados asciende al 25,9 %.

En cuanto a España, en 1995 hablábamos de 2,1 millones de personas con diabetes. El estudio di@bet.es, publicado en enero de 2011, dio como resultado que un 13,8 % de las personas mayores de 18 años tenían diabetes tipo 2, lo que equivalía a más de 5,3 millones de personas. De este porcentaje, el 7,8 % estaba diagnosticado pero había un 6 % adicional sin diagnosticar, lo que nos dice que hay que hacer un esfuerzo para sacar a la luz la diabetes desconocida ya que un diagnóstico tardío dará lugar a que ya en el momento de dicho diagnóstico nos encontremos con complicaciones. Hay que tener en cuenta que la diabetes tipo 2 es la más frecuente, ya que supone al menos el 90 % de los casos, pero habría que sumar las otras diabetes: tipo 1, MODY, LADA, gestacional, secundaria.

Estas cifras tan elevadas y crecientes se deben en gran medida al estilo de vida cada vez más sedentario, de la población en general y de los niños en particular, y a la alimentación, donde abunda la llamada “comida basura” y muy lejos de la teóricamente ideal “dieta mediterránea”.