Niños y adolescentes   Fundación para la Diabetes

Recomendaciones para padres

Compartir: 

1ª reunión con la escuela

Es esencial que los padres mantengan un contacto personal con el equipo de dirección de la escuela antes de que el niño inicie o se reincorpore al colegio o instituto. El primer contacto con el director, el tutor, y los profesores, da la posibilidad a los padres de informar sobre la diabetes de su hijo y describir las atenciones que puede requerir:

  • Hipoglucemia: Síntomas y tratamiento individual.
  • Horario de comidas, meriendas y tentempiés que debe comer su hijo y a qué horas.
  • Ejercicio y actividad física. Preparación que va a precisar antes, durante y después de la actividad física.
  • Contacto en caso de urgencias. A quién hay que llamar.
  • Reuniones de seguimiento. Acordar con el tutor reuniones frecuentes y periódicas.
  • Información escrita. Los padres se comprometen a entregar al equipo docente información y pautas de actuación por escrito.

2ª reunión con la escuela

Es muy recomendable una segunda reunión, ésta con el personal de la escuela, para informar de la diabetes del niño, esclarecer dudas, y tomar algunas decisiones:

  • Los padres deben asegurarse de que todo el personal docente y no docente sabe que hay un niño con diabetes en la escuela. Deben también acordar dónde se puede guardar/encontrar la información escrita sobre los cuidados y pautas que se deberán seguir.
  • Conviene establecer dónde se colocará el azúcar de absorción rápida para tratar una hipoglucemia. Debería estar en el aula del niño, en un lugar señalado (conocido por todos) y siempre accesible. Los padres deben velar para que siempre haya existencias.
  • Los padres deben asegurarse de que el personal de la escuela está al corriente de la importancia de la diabetes y de NO dejar al niño solo con síntomas de hipoglucemia.
  • Según la edad del niño, habrá que establecer, con los profesores y cuidadores, si éste deberá llevar azúcar consigo para tratar los primeros síntomas.
  • Los padres deben asegurarse de que el personal de la escuela o instituto conoce y sabe qué hacer en el caso de presentarse una hipoglucemia.
  • Se debe informar al personal de la escuela de que probablemente el niño sabe muy bien cómo tratar su diabetes y que, generalmente, es consciente de sus necesidades.
  • También es importante establecer cuál es la mejor manera de explicar la situación al resto de compañeros.

En esta segunda reunión es muy interesante invitar a los profesionales del equipo sanitario que se ocupan del niño.

Información escrita

Además de la información de carácter general tratada con los responsables del centro, con el personal docente y los cuidadores y, en especial con los profesores del niño, es imprescindible que existan unas informaciones por escrito y que todo el personal sepa dónde encontrar esta información en caso de necesidad. 

La información facilitada por los padres a la escuela o instituto debe ser concreta, fácilmente comprensible y ordenada (a modo de ficha). 

Proponemos un ejemplo de 5 fichas sobre los temas básicos a tener en cuenta:

  1. Ficha de identidad
  2. Ficha: En caso de HIPOGLUCEMIA
  3. Ficha: Preparación de la actividad física o el deporte
  4. Ficha: Los controles de glucosa en sangre capilar
  5. Ficha: Preparación de "Salidas" organizadas por la escuela

Los padres deben facilitar al centro escolar o instituto información escrita sobre:

  • Pauta habitual de insulina (tipo de insulina y dosis) y pauta en situaciones especiales, por ejemplo, en caso de excursiones.
  • Los autoanálisis, los valores considerados normales para su hijo, y cómo actuar en caso de presentar valores alterados (altos y/o bajos).
  • Información concreta en relación a las comidas, especialmente sobre las variaciones que deben aplicarse al menú general de la escuela.
  • Pautas a seguir en relación a la práctica de deporte o ejercicio físico (los controles que se deben hacer, el momento más adecuado de realizar el control, y cómo proceder en función de los resultados obtenidos).
  • En relación con la hipoglucemia, los profesores deben disponer de información escrita sobre los síntomas que habitualmente presenta su hijo para poder identificar la situación. También instrucciones concretas de cómo actuar.
  • Los padres deben eximir a los profesores, por escrito, de cualquier responsabilidad ante algún fallo en la administración del glucagón.

Los padres deben asegurarse de que la escuela dispone del material necesario para solucionar cualquier eventualidad "previsible": cantidad de pastillas de glucosport, azucarillos, glucagón, zumos de fruta, ... y lugar donde se encuentran, así como dónde guarda el chico el material que necesita para la autoinyección y para los autocontroles de glucemia capilar. 

Los padres deben fomentar y garantizar que la información se divulgue entre todos los profesionales que han de estar a cargo de su hijo, pidiendo ser informados y buscando con frecuencia encuentros con el equipo docente. 

 

Sección realizada por: Raquel Barrio | Médico Adjunto. Unidad de Diabetes. Servicio de Pediatría. Hospital Ramón y Cajal. Madrid - Pedro Méndez Castedo | Psicopedagogo. Equipo de Orientación Psicopedagógica del Nalón. Asturias - Judit Rodergas | Enfermera. Experta en Educación para la Salud. Mataró. Barcelona