Niños y adolescentes   Fundación para la Diabetes

Si soy adolescente

Compartir: 
  • Busca uno, o todos los confidentes que puedas, para mostrar tus preocupaciones, miedos, dudas, etc. Ten en cuenta que esas inquietudes son normales, y cualquier persona las sufre en distintos momentos de la vida. Pregunta todo lo que quieras saber.

¿hablamos?

  • Contacta con asociaciones o con otros jóvenes que tengan diabetes, te servirá conocer a más gente que ha pasado o está pasando por lo mismo que tú. Nadie te va a comprender mejor que ellos. Participa activamente y plantea todas las actividades que quieras.
  • Ten presente a la diabetes, forma parte de ti y la unión irá mejor cuanto más la conozcas. Las cosas desconocidas dan miedo, las que se conocen se pueden llegar a dominar y controlar, y nunca pienses que ya lo sabes todo, no hay nadie que lo sepa todo.
  • Cuenta con tus padres y el equipo sanitario para todo lo que creas oportuno. Puedes pensar que nadie te entiende o te puede ayudar, pero no es cierto. Muchos profesionales nos dedicamos a trabajar con jóvenes, y puede que en un momento dado te podamos ofrecer lo que necesitas.
  • Como sabes, vivir con diabetes no es fácil, pero es posible tener una vida completa y satisfactoria sabiendo cómo. El esfuerzo siempre merece la pena, aunque no nos demos cuenta en estos momentos.
  • No hay por qué ocultar la diabetes, puedes elegir a quién se lo dices y a quién no, pero no lo tengas como un secreto. No es nada de lo que avergonzarse. Los amigos aprenderán lo que es la diabetes por lo que vosotros les digáis, así que guardándola en secreto daremos la impresión de que es algo muy malo y motivo de vergüenza.
  • Sé responsable. Está claro que siempre estamos aprendiendo, así que siempre habrá equivocaciones, pero no te preocupes y hazte cargo de tus decisiones. Para que tus padres entiendan que eres capaz de tomar la responsabilidad en diversas situaciones, antes tienes que demostrarles que es así. Por ejemplo, si quieres ir a un viaje de fin de semana, antes tendrás que demostrar en tu casa que eres capaz de hacer todo lo correspondiente a tu autocuidado.
  • Hay investigaciones que señalan que los jóvenes con diabetes maduran más y mejor que el resto de compañeros debido a las responsabilidades y decisiones que tienen que tomar a causa de la enfermedad. Demuéstralo.
  • La presión de los demás a veces nos lleva a hacer cosas que no queremos. Aprende a decir que no.

 

Sección realizada por: Francisco Javier Hurtado | Psicólogo clínico  
Ilustraciones: Lucrecia Herranz