Niños y adolescentes   Fundación para la Diabetes

Edulcorantes

Compartir: 

edulcorantesA la hora de comprar y/o consumir alimentos es importante mirar el etiquetado y ver qué composición nutricional tiene. 

En el etiquetado de muchos productos comerciales se declara que “no contienen azúcar”, sin embargo, no siempre quiere decir que carezca completamente de él; la mayoría de las veces, implica que no se ha añadido azúcar, pero sí tiene el azúcar propio del alimento ( ej. yogures con frutas, …). Muchos de estos alimentos contienen sorbitol que se transforma en glucosa en el hígado. 

Las bebidas denominadas “Light” se endulzan con aspartamo, que no contienen calorías, y están permitidas en los diabéticos. 

En los alimentos que se acompañan de la denominación “Light”, no implica que estén libres de azúcar, en algunos se ha reducido la cantidad de azúcar, en otros se han reducido las grasas. 

Dentro del grupo de edulcorantes se encuentran dos subgrupos:

EDULCORANTES NO NUTRITIVOS: no aportan energía.

  • Aspartamo (E951): compuesto por dos aminoácidos (ácido aspártico y metil-ester de fenilalanian). Es 200 veces más dulce que el azúcar. Con la cocción puede perder su dulzor.
  • Sacarina (E954): Es un producto sintético. Es entre 300-500 veces más dulce que el azúcar. Al calentarlo por encima de 70º adquiere un sabor metálico, por eso es preferible agregarlo después de cocinar.
  • Acesulfamo K (E950): Es entre 130-200 veces más dulce que el azúcar. Al hornear no modifica el sabor. Está mezclado con lactosa (azúcar de la leche).
  • Sucralosa (E955): Es 600 veces más dulce que el azúcar común. Está elaborada a partir del azúcar por no afecta los niveles de glucosa en sangre. Es estable al calor, por lo que se puede usar para cocinar y para hornear.
  • Ácido ciclámico (E952): Es 30-50 veces más dulce que el azúcar. Es estable al calor y por lo tanto se puede usar para cocinar y para hornear. Se utiliza con frecuencia en chocolates, gaseosas y lácteos edulcorados. En niños se recomienda no ingerir más de 3 vasos (180 ml cada uno) por día de bebidas hechas con jarabes o polvos para diluir que contengan ácido ciclámico.

EDULCORANTES NUTRITIVOS:

  • Fructosa: Es casi dos veces más dulce que el azúcar. Se transforma en glucosa en el hígado y el contenido calórico puede causar aumento de peso.
  • Azúcares alcohol o “polioles”: Se suelen utilizar en los chicles, caramelos “sin azúcar”, helados y pastelería. Proporcionan 2,5 kilocalorías/gramo. Se convierten en fructosa y en glucosa en el hígado. Son manitol, sorbitol, xilitol, malitol y lactitol, los hidrolizados de almidón hidrogenado y la isomaltosa. El sorbitol en grandes cantidades puede producir dolores abdominales y diarrea.

 

Sección realizada por: Julia Alvarez | Jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Alcalá de Henares. Madrid - Noelia Peláez | Médico Adjunto de la Sección de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Alcalá de Henares. Madrid