La disfunción eréctil afecta a un 15% de varones (25% en el caso de los diabéticos) y puede ser un signo inicial de una patología grave que es imprescindible consultar
General   Fundación para la Diabetes