Las bombas de insulina han demostrado ser una buena opción terapéutica para niños con diabetes menores incluso de cinco años
General   Fundación para la Diabetes