El riesgo cardiovascular de los diabéticos depende de su hemoglobina glucosilada según un estudio
General   Fundación para la Diabetes