El futuro es la medicina regenerativa, y España tiene algo que decir
General   Fundación para la Diabetes