Un buen control de la glucosa antes de la cirugía evita infecciones posteriores en diabéticos
General   Fundación para la Diabetes