La insulina inhalada podría ser una solución para los diabéticos.
General   Fundación para la Diabetes