General   Fundación para la Diabetes

Un compuesto de la crocosmia, prometedor contra la diabetes

Compartir: 

La diabetes tipo 2, una enfermedad caracterizada por niveles elevados de glucosa en la sangre debido al uso ineficiente del cuerpo de la insulina, afecta a más de 320 millones de personas en todo el mundo. Los medicamentos que se usan comúnmente para tratar la diabetes tipo 2 reducen los niveles de glucosa en sangre al inhibir las actividades de dos enzimas: HPA (alfa-amilasa pancreática), que escinde almidones complejos en cadenas de moléculas de azúcar llamadas oligosacáridos y alfa-glucosidasas, que convierten oligosacáridos en glucosa en el intestino.    

Desafortunadamente, la inhibición de las alfa-glucosidasas hace que algunos oligosacáridos no digeridos se muevan hacia el intestino delgado, lo que produce flatulencia y diarrea. Hace diez años, en un esfuerzo por producir un medicamento para la diabetes que inhibiera específicamente la actividad HPA sin tener efectos secundarios desagradables, los científicos examinaron 30.000 extractos derivados de plantas y otros organismos y encontraron un solo compuesto que se ajustaba a la ley: la montbretina A (MbA) de bulbos subterráneos de la planta ornamental montbretia ('Crocosmia x crocosmiiflora').