General   Fundación para la Diabetes

Las mujeres son más vulnerables a las diabetes

Compartir: 

Las mujeres son más vulnerables a la diabetes porque están expuestas a más factores de riesgo, pero además sufren en general una peor evolución porque el pronóstico de una enfermedad cardiovascular en ellas es más desfavorable.

Estas son algunas de las premisas con las que trabajan la Sociedad Española de Diabetes (SED) y su Fundación (FSED) de cara al Día Mundial de esta enfermedad, cuyo lema pone en el centro a la mujer. "Las mujeres y la diabetes: nuestro derecho a un futuro saludable" es el mensaje que se escuchará el próximo día 14.

La diabetes en la mujer tiene unas repercusiones especiales: es menos diagnosticada y tiene más riesgo de complicaciones, según la doctora María Ángeles Martínez, jefe de Endocrinología del Hospital San Pedro de Logroño, que se convertirá en la capital de los actos de este Día en España.

Presenta más riesgo de enfermedad cardiovascular respecto al hombre, según la especialista, porque pueden existir diferencias en la forma en que las hormonas y la inflamación actúan para desarrollar la enfermedad coronaria.

Pero, además, los síntomas de una enfermedad cardiaca son más atípicos, se puede decir que casi inexistentes, y las mujeres acuden a los servicios de urgencia más tarde, según la doctora Sonia Gaztambide, presidenta de la FSED, que además sostiene que las pruebas para el diagnóstico son menos precisas que en los hombres.

A ello hay que sumar, los roles de género que amplifican el impacto de la diabetes en la mujer, según Andoni Lorenzo Garmendia, presidente de la Federación Española de Diabetes. "Siguen ejerciendo en muchos casos papeles tradicionales como el de llevar la casa, los hijos, los padres, y al tiempo trabajar; conciliar todo esto es una meta casi imposible y si añadimos a esto una patología crónica como la diabetes se le hace muy difícil seguir el tratamiento y las actividades de prevención", comenta Garmendia.

Los roles de género y familiares hacen más vulnerable a la mujer que tiene diabetes en España, pero las que se encuentran en vías de desarrollo padecen más desigualdades en salud porque tienen más barreras en el acceso a la prevención, a la detección temprana, al diagnóstico y a la atención.

Diabetes gestacional

En España, a las embarazadas se les realiza un cribado de diabetes gestacional, y eso no ocurre en otros países que no cuentan con esos medios y en los que ellas se ven más expuestas a una mala alimentación o nutrición y a la imposibilidad de seguir las recomendaciones de realizar deporte de forma regular

Dos de cada cinco mujeres con la enfermedad están en edad fértil, una condición que puede afectar al desarrollo del embarazo, en el que debe seguir un control adecuado ya que pueden surgir complicaciones tanto maternas, como hipertensión, como para el bebe (aumento de peso). Uno de cada siete nacimientos se ve afectado por esta tipo de diabetes.

La diabetes gestacional es una patología única en ellas, aparece por primera vez en el embarazo y en el 50 % de los casos desaparece, pero en la otra mitad la mujer puede desarrollar diabetes tipo 2 entre cinco y diez años después del parto.

Diagnóstico

Hay 199 millones de mujeres en el mundo que padecen diabetes y en 2040 se espera que sean 316. En España, cerca del 30 % de las mujeres entre 61 y 75 años la sufre y Garmendia recuerda que por fallo cardiaco se mueren tres veces más las mujeres que por cáncer de mama.

Por eso hay que concienciar a la población sobre la diabetes y sus complicaciones y para ello hay que revisar el plan estratégico, según Garmendia, porque sigue aumentado la enfermedad y habría que ahondar en ello y en la falta de adherencia al tratamiento.

Sólo el 56 % de los pacientes sigue correctamente el tratamiento que le prescribe su médico, unas pautas que se deberían seguir junto a una alimentación saludable y el deporte de forma continuada.