General   Fundación para la Diabetes

Un grupo de más de 40 personas con diabetes realiza seis etapas del Camino de Santiago para reivindicar la importancia de incorporar ejercicio físico en su rutina diaria

Compartir: 

Participar en el Camino de Santiago ha sido uno de los retos propuestos por ‘Reta a la Diabetes’, una ambiciosa campaña de sensibilización de la Fundación para la Diabetes

  • Estos peregrinos con diabetes tipo 1 y tipo 2 han querido retar a la diabetes demostrando que esta condición no supone un impedimento para hacer ejercicio 
  • Esta iniciativa deportiva y solidaria forma parte del Reto ‘Camina por la Diabetes a Santiago’, promovido por la Fundación para la Diabetes y la Fundación Bas van de Goor, con el apoyo de Novo Nordisk y la colaboración de la Asociación de Diabéticos del Bierzo-ADEBI y la Asociación Navarra de Diabetes-ANADI
  • Los peregrinos han sido recibidos por el alcalde de Santiago y posteriormente se ha realizado un acto conmemorativo de suelta de globos azules como broche final a esta esta experiencia inolvidable

Un grupo de más de 40 personas con diabetes de Navarra y del Bierzo, participantes del Reto ‘Camina por la Diabetes a Santiago’, ha llegado hoy a Santiago de Compostela tras hacer seis etapas del Camino de Invierno, lo que ha supuesto recorrer más de 110 km. Los peregrinos han realizado la última etapa, desde el Monte do Gozo hasta la plaza del Obradoiro, acompañados por un nutrido grupo de amigos, familiares y otras personas que han querido mostrarles su apoyo.

El Reto ‘Camina por la Diabetes a Santiago’ es un ambicioso proyecto deportivo y solidario, promovido por la Fundación para la Diabetes y la Fundación Bas van de Goor, con el apoyo de Novo Nordisk y la colaboración de la Asociación de Diabéticos del Bierzo-ADEBI y la Asociación Navarra de Diabetes-ANADI. Este reto forma parte de la campaña de concienciación ‘Reta a la Diabetes’ de la Fundación para la Diabetes y tiene como objetivo principal cambiar la mentalidad de estas personas, inculcándoles la necesidad de incorporar la actividad física a su rutina diaria y mejorar sus hábitos alimentarios, dos aspectos fundamentales para ayudar a controlar la diabetes tipo 1 y 2 y reducir posibles complicaciones, así como trasladar a la población en general la importancia de mantenerse activos físicamente y llevar una alimentación equilibrada para prevenir la diabetes tipo 2.

Las entidades organizadoras quieren demostrar que las personas con diabetes pueden hacer el Camino de Santiago de la misma manera y al mismo nivel que cualquier otra persona, ya que esta condición no supone un impedimento para hacer ejercicio.

Como broche final a este reto, que comenzó en Astorga el 11 de junio, el grupo ha asistido a la tradicional Misa del Peregrino y ha sido recibido por Martiño Noriega, alcalde de Santiago, y otras autoridades en el ayuntamiento de la ciudad.

Posteriormente, se ha procedido a una suelta de globos azules -color que representa a la diabetes en todo el mundo- en la Plaza del Obradoiro, acto en el que ha participado tanto el alcalde, Martiño Noriega, como Olga Insua, presidenta de la Fundación para la Diabetes, Ana Mateo, gerente de esta Fundación, el exjugador profesional de voleibol diagnosticado de diabetes, Bass Van de Goor y presidente de la fundación que lleva su nombre, los presidentes de las asociaciones de diabéticos de El Bierzo (ADEBI) y Navarra (ANADI), así como representantes de diferentes asociaciones gallegas.

Tras el acto conmemorativo, Olga Insua, presidenta de la Fundación para la Diabetes, ha agradecido a todos los participantes su espíritu de sacrificio y su involucración en este reto. Insua ha afirmado que “el propósito de la Fundación durante todo el camino ha sido motivar a las personas con diabetes y concienciarles de que no existen barreras”. Por su parte, Ana Mateo, gerente de esta entidad, destacó que “estamos convencidos de que el esfuerzo y afán de superación de todas estas personas servirá de ejemplo e inspiración para los más de cinco millones de personas con diabetes en España”.  

Para prepararse para este reto, todos los participantes han realizado un exhaustivo programa de entrenamiento físico de cuatro meses de duración, de forma regular, progresiva y programada, coordinado en todo momento por un endocrino. Durante todo el reto, se ha contado con la asistencia voluntaria de distintos profesionales de la salud relacionados con esta patología, como médicos, enfermeras y dietistas.

En paralelo, todos los participantes en este reto han formado parte de un estudio científico que analizará de forma estadística cómo el entrenamiento previo y las caminatas durante las etapas del Camino de Santiago pueden influir en el control de esta enfermedad.

Ver imágenes del Reto "Camina por la Diabetes a Santiago"