General   Fundación para la Diabetes

Cambiar la hora de la comida y cena puede ayudar a prevenir la diabetes

Compartir: 

Pequeñas modificaciones en los horarios de las comidas podrían tener importantes implicaciones en la prevención y manejo de la diabetes, según una investigación realizada por el grupo de la nutricionista Marta Garaulet y que ha sido comentada en el XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Y es que, el reloj biológico central que pone en hora el cuerpo de las personas hace que la función de los órganos cambie a lo largo del día. Así, en relación a la diabetes, se ha evidenciado que la secreción de insulina por parte del páncreas no es la misma por la mañana y por la noche, y que la sensibilidad de nuestras células y tejidos a la acción de la insulina varía a lo largo del día.

Recientemente han publicado un trabajo que muestra como la sensibilidad a la insulina por parte de las células del tejido adiposo cambia a lo largo del día, siendo mucho mayor a las 12 del mediodía que a las 12 de la noche. “Esto conlleva que la intolerancia que presentamos a los carbohidratos y a los azúcares va a variar en función de la hora, siendo mucho mayor por la mañana. Por lo tanto, la hora de la comida va a ser un factor clave en la prevención de la diabetes”, ha avisado la catedrática de Fisiología y Bases Fisiológicas de la Nutrición en la Universidad de Murcia.