General   Fundación para la Diabetes

El microbioma de las personas con diabetes tipo 1

Compartir: 

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el cuerpo produce poca o ninguna insulina, la hormona que desempeña un papel crucial en el transporte de azúcar en la sangre a las células del cuerpo, y suele afectar a las personas a una edad temprana. Por lo general, se desarrolla cuando el propio sistema inmunológico del cuerpo ataca el páncreas y evita que la glándula produzca insulina, por lo que se trata de una enfermedad autoinmune.

Las personas con diabetes tipo 1 muestran inflamación en el tracto digestivo y las bacterias intestinales, un patrón que difiere de las personas que no sufren diabetes o aquellas que tienen enfermedad celíaca, según revela un nuevo estudio publicado en 'Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism', una revista de la Sociedad Endocrina.

"Nuestros hallazgos indican que las personas con diabetes tipo 1 tienen una firma inflamatoria y un microbioma que difieren de lo que vemos en personas que no tienen diabetes o incluso en aquellos con otras patologías autoinmunes, como la enfermedad celíaca", resume el autor principal del estudio, Lorenzo Piemonti, del Instituto de Investigación de la Diabetes en el Hospital San Raffaele de Milán, Italia. "Algunos investigadores han teorizado con que el intestino puede contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 1, por lo que es importante entender cómo la enfermedad afecta el sistema digestivo y al microbioma", añade.