General   Fundación para la Diabetes

Garantizar agujas de calidad para la diabetes costaría sólo 125.000 euros más al año

Compartir: 

Cuando el remedio agrava los efectos de la enfermedad, es sinónimo de que algo no se está llevando a cabo correctamente en el tratamiento de una patología. Este precisamente es el caso de las agujas de mala calidad que se distribuyen entre los pacientes con diabetes de cada comunidad autónoma para la administración de insulina. La Federación Española de Diabetes (FEDE) lo denuncia desde hace años, pero las administraciones sanitarias no han llegado todavía a solucionar el problema.

Actualmente, la Consejería de Sanidad de cada comunidad autónoma establece concursos para la compra o adquisición de este tipo de productos sanitarios. Los pacientes denuncian desde hace tiempo que estos procedimientos “buscan un efecto de ahorro económico”, a pesar de que el mismo, afirman desde FEDE, “es pequeñísimo”.

“Si se compraran agujas de calidad en toda España, se gastarían sólo entre 125.000 y 150.000 euros más al año”, detalla Aureliano Ruiz, a la vez que recuerda que en todo el territorio nacional existen aproximadamente seis millones de personas con diabetes, de las cuales el 20% utiliza las agujas para la administración de insulina cuatro o cinco veces al día. Además, añade, el 99,9% de los pequeños que padecen la enfermedad tienen diabetes tipo 1, por lo que deben hacer uso de estos productos sanitarios.