General   Fundación para la Diabetes

El sedentarismo o la dieta pueden afectar a la microbiota intestinal y provocar la aparición de obesidad y diabetes

Compartir: 

Algunos hábitos, como el sedentarismo o la dieta, pueden causar alteraciones en la microbiota intestinal e influir en la aparición de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes o ciertos tumores, tal y como se ha puesto de manifiesto durante el XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

"Se calcula que los humanos somos portadores de unos mil millones de bacterias intestinales, distribuidas en miles de especies diferentes que, en conjunto, pesan alrededor de 1,5 o 2 kilos en un adulto medio. Un peso similar al del hígado o el cerebro", ha comentado el vicepresidente segundo de la SEMI y excoordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la sociedad, Ricardo Gómez Huelgas.

La mayor parte de estos microorganismos que habitan en el sistema digestivo se establecen en el momento del parto, por transmisión de la flora bacteriana materna. Sin embargo, factores ambientales, como el sedentarismo, la dieta, el abuso de antibióticos o un exceso de higiene, también pueden influir en la composición de la microbiota.

De hecho, tal y como ha explicado el experto, en los últimos años existe un creciente interés sobre cómo esas alteraciones de la microbiota pueden provocar "endotoxemia e inflamación crónica", los cuales están implicados en el desarrollo de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, patologías cardiovasculares o cáncer.