General   Fundación para la Diabetes

Cada ácido graso poliinsaturado jugaría un papel diferente en la prevención de la diabetes

Compartir: 

Los diferentes tipos de ácidos grasos poliinsaturados circulantes (PUFA) se asocian a un riesgo distinto de desarrollar diabetes tipo 2, según un estudio europeo liderado por Nita Forouhi, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), que se publica en PLoS Medicine.

La mayoría de las guías de nutrición recomiendan el consumo de ácidos grasos poliinsaturados como parte de una dieta cardiosaludable, pero no está claro qué ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6 resultan más adecuados para prevenir la diabetes tipo 2. En concreto, existe una cierta controversia sobre los efectos del ácido linoleico, el ácido graso omega-6 más abundante.

Tras tener en cuenta y ajustar diversos factores que pueden influir en el riesgo de diabetes tipo 2 -sexo, edad, índice de masa corporal, actividad física, estatus socieconómico, tabaquismo, alcohol y enfermedades preexistentes-, los responsables del trabajo constataron que los niveles más altos de ácido linoleico estaban asociados con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. En cambio, las concentraciones más altas de otros cuatro omega-6 menos importantes se relacionaban con un riesgo superior de diabetes tipo 2, mientras que los omega-3 no presentaban ningún vínculo con la diabetes y el ácido alfa linoleico se asociaba con una probabilidad menor de padecer la patología.