General   Fundación para la Diabetes

Precauciones necesarias para las personas con diabetes en verano

Compartir: 

El verano es una época delicada para las personas con diabetes porque las altas temperaturas pueden suponer un riesgo para el buen control de la patología. El calor influye en la absorción de la insulina, y también puede alterar y dañar la buena conservación de los medicamentos. En este sentido, y ante la ola de calor que se avecina, la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha recordado que estas circunstancias no impiden disfrutar de la época estival, siempre y cuando se tengan ciertas precauciones, se siga adecuadamente el tratamiento y se tengan en cuenta las recomendaciones de los profesionales sanitarios.