General   Fundación para la Diabetes

Un padre decora el dispositivo de monitorización de glucosa de su hija diabética para que la vean "como a los otros niños"

Compartir: 

Claire Engler es una niña estadounidense de once años que lleva desde los dos años usando una bomba de insulina y un dispositivo de motorización continua de glucosa (CGM), ya que le detectaron diabetes tipo 1.

En sexto curso, en su equipo de natación, ella y su padre decidieron hacer más bonito su CGM y lo decoraron con el lema de su equipo 'El asesino de ballenas' y crearon la orca.

David Engler, padre de la pequeña, declaró que "Claire es una chica astuta, que le encanta hacer cosas con cinta adhesiva", según recogeen ABC News. David añadió que en el encuentro de natación a todo el mundo le encantó la idea y que ya hay una gran demanda de otras personas que quieren uno.

"No estoy seguro de a quien se le ocurrió la idea, pero nos acabamos de cinta adhesiva y se veía una imagen de una orca", según comentó Engler. Para crearlo reforzaron la CGM con cinta médica y luego colocaron la cinta adhesiva y crearon la orca.