General   Fundación para la Diabetes

Demuestran que la inflamación que cronifica la obesidad se puede controlar

Compartir: 

La obesidad no es solo un problema de peso. Es, sobre todo, una enfermedad inflamatoria crónica. Los kilos de más provocan un aumento de las células grasas que, a su vez, generan una inflamación crónica del tejido adiposo que acaba desencadenando síndrome metabólico (hipertensión, triglicéridos y colesterol alto), diabetes y riesgo cardiovascular. Este es el verdadero peligro, una amenaza real que tiene un nombre: lipoinflamación. Es la causa interna de la cronificación de la obesidad y, por primera vez, se ha demostrado que se puede luchar contra ella de forma eficaz. Es lo que ha demostrado un ensayo clínico comparativo, aleatorio, controlado con placebo, ciego simple y unicéntrico realizado durante seis meses a 29 pacientes obesos.

Los investigadores que intervinieron en el estudio, publicado en Endocrine, realizaron el seguimiento mediante biomarcadores de inflamación, como interleuckinas, PCR o TNF Alfa, y mediante la medición de los líquidos de la membrana. Este estudio molecular ha supuesto una innovación y ha permitido, a su vez, confirmar que la lipoinflamación es la causa interna de la cronificación de la obesidad.