General   Fundación para la Diabetes

Si quieres un embarazo sin diabetes, modérate con las patatas

Compartir: 

Investigadores del Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver y de la Universidad de Harvard, ambos en EEUU, rastrearon a 15.632 mujeres que habían formado parte del Segundo Estudio de la Salud de las Enfermeras y que tuvieron un embarazo entre 1991 y 2001. Analizaron las patatas y otros alimentos a lo largo de cuatro años, los casos de diabetes gestacional diagnosticados y se tomaron en cuenta varios factores de riesgo vinculados a este problema metabólico como actividad física, historia familiar de diabetes, calidad global de la dieta e índice de masa corporal.

A lo largo de esos 10 años, se produjeron 21.693 embarazos de los que 854 desarrollaron diabetes gestacional. Detrás de estos casos, parece que contribuyó de manera más destacada el consumo de patatas (asadas, fritas o en puré) en comparación con otros factores de riesgo. Así, una ración de patatas a la semana (474 mL si era puré de patatas, asadas o hervidas o 226 gramos de patatas fritas) aumentó un 21% el riesgo de desarrollar diabetes, entre dos y cuatro raciones, un 34% y más de cinco raciones a la semana, un 62%. Sin embargo, al sustituir dos raciones de patatas a la semana por otras tantas de verduras, legumbres o cereales integrales se redujo ese riesgo entre un 9% y un 12%.

La doctora Rebeca Reyes, coordinadora del Grupo de trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, asegura que los resultados son interesantes ("y confirman datos de estudios previos"), aunque es cauta a la hora de establecer recomendaciones concretas hasta que estas conclusiones sean confirmadas en nuevas investigaciones.


Leer noticia completa en la web donde ha sido publicada: http://www.elmundo.es/salud/2016/01/13/5695545546163f646c8b45df.html

Comentario de la FD a esta noticia:

Aunque no podemos cuantificar exactamente las raciones de los diversos alimentos  recomendables durante el embarazo, es evidente que hay que hacer un dieta variada pero en lo que concierne a los hidratos de carbono hay que vigilar cuánto se come e intentar reparirlos a lo largo del día, es decir, es preferible comer más veces y menos cantidad que concentrar todo en una o dos comidas principales. Hoy en día se considera diabetes gestacional el tener unos nivels de glucosa que fuera del embarazo serían normales. Con los criterios más recientes los llamados HAPO, un tercio de las gestantes presenta diabetes gestacional. Para minimizar el riesgo hay que insistir en seguir una dieta adecuada y ejercicio, siempre y cuando los obstetras no lo limiten. 

Noticia comentada por:
Dr. José Ramón Calle
Especialista en Endocrinología del Hospital Clínico de Madrid y Asesor Médico de la Fundación para la Diabetes