General   Fundación para la Diabetes

Una aplicación que interpreta la comida para calcular el contenido de carbohidratos

Compartir: 

Hoy en día es común sacar una fotografía a un plato suculento en un restaurante. El proyecto financiado con fondos europeos GOCARB (Type 1 Diabetes Self-Management and Carbohydrate Counting: A Computer Vision based Approach) propone que esta práctica se convierta en un hábito que mejore la calidad de vida de los pacientes de diabetes. La aplicación de GOCARB es capaz de extraer información precisa sobre la cantidad de carbohidratos que contiene una comida a partir de unas simples fotografías de la misma.

«En una situación normal, el usuario coloca un objeto de referencia del tamaño de una tarjeta de crédito junto a la comida y toma dos imágenes con su teléfono inteligente. La primera se toma desde arriba, a una distancia de entre treinta y cuarenta centímetros, y la segunda a unos veinte grados del eje vertical que recorre el centro del plato», explicó la Dra. Stavroula Mougiakakou, coordinadora del proyecto en la Universidad de Berna. «Los distintos elementos de la comida son detectados, segmentados y reconocidos de manera automática y al mismo tiempo se reconstruye su forma en tres dimensiones. Con esta representación de la forma, los resultados de la segmentación y el objeto de referencia se calcula el volumen de cada elemento en el plato. Por último se calcula el contenido de carbohidratos computando el tipo de comida y su volumen a partir de una base de datos de información nutricional».

GOCARB podría revolucionar la vida de las personas con diabetes, quienes precisan calcular varias veces al día la dosis de insulina prandial necesaria que compense el efecto de su siguiente comida. «Un estudio reciente mostró que una gran cantidad de adultos con diabetes de tipo 1 calcula mal la cantidad de insulina prandial, incluso aquellos con mayor experiencia en esta tarea», declaró la Dra. Mougiakakou. «Estos cálculos son complejos y lentos y dependen del contenido de carbohidratos de la siguiente comida, la concentración de glucosa anterior a la comida, la relación entre insulina y carbohidratos, la sensibilidad a la insulina y la insulina ya presente en el paciente. Un recuento impreciso de carbohidratos puede provocar un cálculo a la baja o al alza de la dosis de insulina prandial y provocar así híper o hipoglucemia no fisiológica y postprandial y un control glucémico deficiente. Los estudios clínicos han mostrado que una imprecisión de veinte gramos en el recuento de carbohidratos influye enormemente en el nivel glucémico postprandial».

La aplicación, denominada m-Health, aún no está disponible para el público en general, pero su precisión y sencillez de uso se ha comprobado en diecinueve voluntarios adultos con diabetes de tipo 1.

«El estudio preclínico apunta a que el sistema es capaz de calcular el contenido de carbohidratos de la comida con mayor precisión que los propios pacientes. Además, las opiniones ofrecidas por los participantes mostraron que el sistema es fácil de utilizar incluso para aquellos usuarios no familiarizados con los teléfonos inteligentes», manifestó la Dra. Mougiakakou.

GOCARB - Sitio web del proyecto


Leer noticia completa en la web donde ha sido publicada: http://cordis.europa.eu/news/rcn/124423_es.html