General   Fundación para la Diabetes

El onubense Jesús Lérida, un ejemplo de cómo plantar cara a la diabetes desde el deporte

Compartir: 

Comer por raciones de hidratos de carbono, hacer ejercicio y controlar la insulina que necesita en cada momento su organismo son las claves de este estudiante de Medicina que desde los 13 años padece diabetes tipo 1. Ahora comparte su experiencia con niños con diabetes y se ha integrado en Team One, un equipo de deportistas diabéticos que son una muestra de superación.

La diabetes se le manifestó en forma de pérdida acusada de peso. Siempre le había gustado el deporte y jugaba al fútbol en el equipo del colegio Maristas, pero llegó un momento en el que se quedó en 50 kilos cuando ya medía 1,75 metros. “Bebía mucha agua y no hacía más que ir al baño. Me llevaron al médico y éste dijo que era cansancio, pero al no mejorar acudimos a una clínica privada y fue cuando me detectaron diabetes de tipo 1“, recuerda el onubense. Desde entonces le pusieron un tratamiento y su calidad de vida y rendimiento deportivo volvieron a la normalidad, siendo el error inicial en el diagnóstico que cometieron con él la motivación que lo ha llevado hasta la Facultad de Medicina, donde este año comenzará su tercer curso.