General   Fundación para la Diabetes

La actividad física vigorosa, clave para evitar una muerte temprana

Compartir: 

La actividad física que hace que las personas resoplen y suden es clave para evitar una muerte temprana, según concluye un gran estudio australiano sobre los adultos de mediana edad y de edad avanzada.


Comentario de la FD a esta noticia:

Hoy en día, nadie niega la importancia de la actividad física para la población general y para las personas con diabetes en particular. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en cuanto a la intensidad del ejercicio. Desde hace años las principales Sociedades Científicas, como la Asociación Americana de Diabetes, recomiendan hacer un mínimo de 150 minutos a la semana de ejercicio aeróbico de intensidad moderada (al 50-70 % de la frecuencia cardíaca máxima), pero si el ejercicio es muy vigoroso podrían bastar 75 minutos a la semana, lo que respalda su mayor efectividad. Además, especialmente para las personas con diabetes tipo 2, se recomienda realizar un par de sesiones semanales de ejercicio anaeróbico. Por supuesto, todo lo anterior siempre y cuando se haya descartado previamente algún tipo de problema que contraindique la actividad física. El estudio australiano que apoya la actividad vigorosa se llevó a cabo incluyendo a nada menos que 204.542 personas, a los que se les realizó un seguimiento durante más de 6 años.

Noticia comentada por:
Dr. José Ramón Calle
Especialista en Endocrinología del Hospital Clínico de Madrid y Asesor Médico de la Fundación para la Diabetes