General   Fundación para la Diabetes

Nuevo paso hacia el páncreas artificial

Compartir: 

Un niño australiano de cuatro años es la primera persona a la que se le ha colocado una bomba de insulina de última generación, que se diferencia de las que hay en el mercado en que además de avisar de una inminente hipoglucemia, predice cuáles serán los niveles de glucosa de la siguiente media hora. Galicia tendrá cinco antes de un mes.


Comentario de la FD a esta noticia:

Afortunadamente, la tecnología no se para en lo que concierne a las bombas de insulina. Ya contábamos con bombas de insulina acopladas con un sensor, es decir, con un medidor del nivel de glucosa, que cuando el azúcar estaba bajo se paraban durante 2 horas. La novedad de este modelo consiste en que si, a través de unas fórmulas, la bomba detecta que va a presentarse una hipoglucemia en los próximos 30 minutos, la bomba se para incluso aunque el nivel de glucosa en ese instante sea normal. Es decir, es un modelo predictivo, calcula que va a producirse una hipoglucemia antes de que suceda. Cuando la glucosa sube, la bomba vuelve a administrar insulina. Aunque no es un páncreas artificial, sí que podemos considerarlo un paso importante en esa dirección.

Noticia comentada por:
Dr. José Ramón Calle
Especialista en Endocrinología del Hospital Clínico de Madrid y Asesor Médico de la Fundación para la Diabetes