La falta de profesionales cualificados impide que 1.800 diabéticos riojanos se beneficien de la bomba de insulina
General   Fundación para la Diabetes