General   Fundación para la Diabetes
Compartir: 
Entrevistado
Fernando Herrera

Fernando Herrera

Triatleta y Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Tema: Diabetes y deporte.
Fecha:

Fernando, además de ser licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, es Técnico Superior de Triatlón y Natación.

Es profesor de educación física y entrenador de deportistas de élite. Y colabora también como Técnico de la Federación Andaluza de Triatlón.

Sus amplios conocimientos y su gran experiencia le han llevado a participar como ponente en numerosas conferencias y seminarios relacionados con la diabetes y el deporte.

Fernando, triatleta en activo, ha practicado a lo largo de su vida también otros deportes: baloncestofútbolpatinajeciclismo de carretera (asistiendo a numerosos campeonatos provinciales, regionales, nacionales y premundiales), ciclismo de montaña BTTnatación,…

Y tiene diabetes. Debutó con 23 años, hace ya 9, y su hermana menor a los 13. Para él, compaginar sus aficiones y su ajetreada vida con la diabetes no requiere más que una buena planificación. Tiene un control total de su diabetes, y es algo que consigue a través del deporte. Para él los sacrificios, el tiempo y el esfuerzo que dedica a hacer deporte son pocos comparados con los beneficios que esto le reporta: bienestar físico, equilibrio mental y afectivo, una alimentación equilibrada y completa, y en definitiva, una MUY BUENA calidad de vida.

 

  Hola Fernando, me acaban de diagnosticar diabetes a los 27 años. Nunca he sido un gran deportista pero ahora me entraron ganas de hacerlo, pero tengo miedo de que me perjudique en vez de beneficiarme ya que lo que quiero es hacer gimnasio. Además, no sé si puedo llegar a tener un buen cuerpo ya que he adelgazado mucho. ¿Qué me recomiendas?

En primer lugar, debes aprovecharte al máximo de esas ganas de las que tú me hablas para comenzar a disfrutar de la actividad física, comprobarás en poco tiempo los beneficios, fundamentalmente a nivel psicológico, aunque te puedo adelantar que si eres constante te creará cierta dependencia (siempre positiva), ya que no te costará nada salir a cuidarte un poco.

En segundo lugar, decirte que no debes tener miedo, sólo tomar las medidas de precaución oportunas, para entrenar o practicar actividad física sin riesgo de hipo o hiperglucemias. Esto se consigue fundamentalmente al principio en personas con diabetes sin experiencia en deporte, a base de controles más frecuentes, como mínimo antes de entrenar, también durante y por supuesto al final, para comprobar cuánto te ha descendido la glucemia. Además te recomiendo que anotes en un diario las condiciones en las que has realizado esa práctica deportiva, como mínimo recogiendo datos como:

  • Glucemias antes, durante y después
  • Presencia o no de cetona en orina si estás alto antes del ejercicio
  • Efectos y TIPO de insulina que te hayas puesto con anterioridad
  • Si tomas algún alimento antes, durante y después
  • Intensidad del ejercicio (con un pulsómetro o de forma subjetiva; alta-media o baja)
  • Tiempo de ejercicio o total de Kg levantados (si vas al gimnasio), …
  • … todos los datos que tú quieras añadir y que te den información valiosa para darte experiencia y confianza en tu práctica habitual.

Por último, lo de tener un buen cuerpo, supongo que te refieres a algo de musculación o un cuerpo bien tonificado, un “cachas”. En este sentido decirte que por supuesto que sí, siempre y cuando hagas un trabajo adecuado de gimnasio (sin mucho peso y bastantes repeticiones) y lo combinas con trabajos aeróbicos como natación, carrera, mountain bike, senderismo, …

  Hola!! Tengo diabetis desde hace 12 años y siempre he hecho ejercicio moderado, voy al gimnasio cada día (aprox. 45'/1 hora) a las 6.30 de la mañana y estoy bastante bien controlada. Por la noche me pongo insulina retardada (Ultratard) para cubrir la basal diaria, pero después de hacer ejercicio (8:30) siempre estoy muy alta (200), cuando en teoría debería bajar o mantenerse, ya que antes de ir al gimnasio estoy bien. Para evitarlo, mi doctora me permite inyectarme 1 u. de Ultrarápida (Humalog) y así llego bien después. Siempre me han dicho que el ejercicio baja el nivel de glucosa, pero ¿por qué necesito inyectarme insulina antes? ¿Tiene algo que ver con el tipo de ejercicio? Hago mantenimiento y un poco de pesas. GRÀCIES, Mercè. Tarragona.

Hola Mercè, en principio me faltaría saber si tomas algún suplemento antes de entrenar, pero no obstante te diría que sí que tiene que ver con 2 cosas:

  1. El tipo de ejercicio, que por lo que me comentas requiere algo de energía rápida (energía que sólo aportan los hidratos de carbono rápidos = glucosa) y para poder utilizarlos (metabolizarlos) se necesita al inicio del ejercicio una cantidad mínima de insulina.
  2. Y la activación simpática que ocurre por las mañanas (acción de hormonas hiperglucemiantes, que elevan la glucosa para tener energía rápida y empezar a funcionar todo el día). Esto hace que por las mañanas la sensibilidad a la insulina sea algo menor que el resto del día.

Creo que si te va bien poniendo una unidad de insulina antes del ejercicio, pues que continúes así, ya que metabolicamente vas a estar mejor. Pero si quieres eliminar esa unidad de insulina prueba a comenzar tu actividad física haciendo un ejercicio más suave, como caminar, que permita obtener la energía más lentamente, utilizando como principal combustible las grasas. Poco a poco podrás ir aumentando el ritmo o cambiando el tipo de actividad, pudiendo hacer mantenimiento o pesas después. No obstante debes de controlar glucemias antes (siempre debes ejercitarte estando en niveles normales) y durante el ejercicio. Debes ir acostumbrando a tu organismo a este diferente tipo de actividad y manera de obtener energía. Además es lo mas conveniente para cualquier diabético, ya que ayuda a quemar grasas durante el ejercicio y a no ganar peso.

  Hola: ¿Por qué no existe coordinación entre el sistema sanitario y el mundo del deporte? Yo he intentado hacer deporte y no he encontrado ningún monitor ni institución deportiva especializado que me enseñara a hacer deporte... ¿Por qué no hay una escuela de entrenadores para deportistas diabéticos? Tú lo que aprendiste, ¿dónde lo aprendiste? ¿Te enseñó algún médico? Muchas gracias.

Bueno, me alegra darme cuenta que no soy el único al que le tiene preocupado este tema. Sinceramente es algo que los que me conocen saben que llevo años reivindicando, ya que desde mi punto de vista es tan importante saber cómo controlar lo que comemos y lo que nos inyectamos, como la actividad que realizamos y cómo nos puede afectar. Es interesante eso de una escuela de entrenadores para deportistas diabéticos, y en esa misma línea pero de forma más reducida y selectiva por cuestiones de recursos y organizativas, ha realizado y sigue realizando un excelente papel la Fundación para la Diabetes, dando pistas sobre el gran trabajo que aún queda por aportar y desarrollar para y por la diabetes.

Respecto a lo que yo sé y si me lo enseñó algún médico, pues te puedo decir que siempre hay influencias de todo; principalmente tengo conocimientos por mi licenciatura en ciencias del deporte y actividad física y lo demás pues una mezcla de experiencia como deportista con diabetes (en competición, que exige máximo rendimiento personal), búsqueda de información y la participación en distintos foros y conferencias en las que se aprende y reflexiona mucho, tanto de los propios profesionales médicos como de los asistentes a los mismos.

  Hola Fernando, a mí sinceramente siempre me dio pereza hacer deporte. Sin embargo, desde que tengo diabetes (hace ya 2 años) además de pereza tengo MIEDO. Me asusta descontrolarme, tener una hipoglucemia o tener que aprender de nuevo a conocer cómo reaccionará mi cuerpo ante los distintos esfuerzos físicos. Ya me costó aprender a tener "controlada" mi diabetes en el día a día y me da pavor tener que volver a aprender cómo reaccionará ante la práctica deportiva. ¿Pasa esto a más gente? ¿O nadie tiene ese miedo?... Y ¿cómo puedo vencerlo?. Gracias por tu respuesta y por ser un ejemplo para todos nosotros.

Respecto al MIEDO, ya he contestado a una pregunta similar a la tuya en la que surge ese miedo. Te puedo decir que en la vida solemos sentir miedo de lo que desconocemos y de lo que tenemos malas referencias. En tu caso no debe ser así, puesto que el deporte se plantea y recomienda para mejorar tu calidad de vida y nunca para estropearla o condicionarla. Lo que te puedo adelantar es que adoptando las medidas de seguridad (para no tener complicaciones como hipos o hiper no controladas) y dándote un margen amplio para coger experiencia (que todos hemos necesitado cuando hemos empezado a combinar diabetes y deporte), creo que podrás llegar a controlar las reacciones de tu cuerpo, siempre y cuando realices la actividad física adaptada a tu nivel, tu experiencia y llevando una progresión lógica hasta que tú consideres dominar la situación y puedas probar otras cosas. Eso sí, una cosa es importante para no descontrolar tu metabolismo y es la relativa constancia con la que debes practicar deporte, aunque sea mínima.

Por otro lado no te puedes plantear la práctica de actividad física como una obligación, puesto que tarde o temprano terminarás por cansarte y dejarlo. Mi opinión es que pruebes a realizar alguna actividad de las miles que hay (la mayoría piensa que sólo se puede correr y es aburrido) y pruebes hasta que alguna te guste y en la que tengas alguien con quien dialogar, compartir ideas, sentimientos, risas, … que te motiven a quedar con ella simplemente para desconectar de todo durante un rato. “Para hacer deporte no hay que sufrir”. Solamente prueba y sentirás en poco tiempo los beneficios. Recurre a algún profesional de la actividad física que te oriente tu trabajo de forma más concreta a tus necesidades y gustos.

  Riesgos de practicar deporte en un estado hiperglucémico (> 300) y por qué hay estos riesgos.

Pues el principal riesgo es generar una CETOACIDOSIS DIABÉTICA o más coloquialmente, una intoxicación general del cuerpo, pudiendo provocar distintos síntomas en función de la gravedad:

     1º. Diuresis alta, deshidratación
     2º. Debilidad cansancio, indisposición general
     3º. Calambres musculares y abdominales, descoordinación, problemas perceptivos y oculares,            náuseas o vómitos, respiración aumentada en frecuencia y profundidad
     4º. Coma hiperglucémico!!

Estos síntomas durante la práctica de una actividad física se aceleran y agravan, puesto que seguimos demandando energía (glucosa) que no conseguimos metabolizar por falta de insulina y por un estado general de mal funcionamiento y desequilibrio del organismo. Seguimos acumulando más glucosa en la sangre (consecuencia de la degradación del glucógeno que tenemos ya almacenado en nuestros músculos e hígado).

Solución en el caso de estar en un estado hiperglucémico:

  • Administrar insulina Rápida o Lispro o Aspártica.
  • Beber bastante agua poco a poco para facilitar su absorción.
  • Contactar con equipo médico, en caso de no solventarse la situación
  Hola Fernando. Me gustaría saber el deporte más adecuado para una persona con diabetes. Tengo 21 años. ¿Cuál sería el más apropiado para mí?

Los más recomendables son aquellas actividades que implican la utilización rítmica y prolongada de grandes grupos musculares y que a la vez estén enfocados a una mejora de parámetros cardiovasculares y respiratorios. En concreto me refiero a deportes cuya cualidad física principal sea la resistencia. Hablo de deportes como el ciclismo carretera o montaña, natación, carrera a pie, senderismo, patines en línea, y cualquier tipo de actividad similar a éstas en las que se trabaje todo el cuerpo durante un tiempo relativamente prolongado (al menos más de 30 minutos) y a una intensidad no demasiado alta que nos obligue a detenernos. Con este tipo de actividades aseguramos un gasto energético elevado (algo que nos interesa para provocar una mayor sensibilidad a la insulina) y una condición física general más amplia.

También es posible practicar otras actividades como el aeróbic, spining, step, musculación tipo fittness, … sólo que se requiere niveles más altos de condición física y mayor control sobre nuestra respuesta al ejercicio.

  Hola, tengo 35 años y diabetes tipo I desde hace 5 meses, sigo realizando deporte como antes del diagnóstico (carreras 10 Km. y 1/2 maratones). Me estoy preparando para el próximo maratón de Sevilla pero querría saber si para realizar una maratón debería tomar alguna precaución especial de las que ya tomo para medias maratones y resto de entrenamientos (medición glucosa antes empezar, tomar algo azucarado antes y durante la carrera) y si un esfuerzo como preparar y correr una maratón puede ser perjudicial o beneficioso para el diabético. Por último, ¿qué es mejor tomar durante las carreras largas para mantener el nivel de glucosa?

Me queda la duda antes de contestarte de en qué condiciones afrontas las carreras y por supuesto piensas afrontar el maratón, me refiero a si te pones insulina antes y qué cantidad y qué tipo de suplementos tomas antes y durante. Respecto a lo de tomar alguna precaución especial diferente a las medias maratones, no especialmente, aunque debes tener en cuenta que hablamos de una prueba que dura aproximadamente 3h-4h (no sé a qué nivel compites). Por lo que la demanda de energía es espectacular al final y, si además le sumas que se suele terminar más rápido, pues más importancia tienen los aportes y la preparación previa que hayas hecho para llevar una buena sobrecarga de glucógeno y hayas entrenado bien la vía metabólica de las grasas para reservar ese glucógeno para el final.

Mi consejo es que si un maratoniano sin diabetes debe suplementar varias veces a lo largo del maratón (es la gasolina) en función del grado de exigencia con que realice la carrera, por lo tanto tú debes realizar lo mismo, teniendo en cuenta si te has puesto insulina o no antes, el tipo y la experiencia que tengas en estas lindes. Y suplementar con geles ricos en hidratos de carbono (más agua) al menos cada 45 minutos al principio y cada 30-35 min. después si vas a exigirte. No obstante si quieres más detalles puedes ponerte en contacto conmigo a través de la Fundación para la Diabetes (91.360.16.40) puesto que yo también vivo en Sevilla y estaré en la Maratón.

Por último, y para que le quede claro a todas las personas con diabetes, todo ejercicio y actividad física realizada coherentemente y adaptada a tu nivel físico y experiencia siempre será positiva y saludable.

  ¿Qué es la diabetes? ¿Por qué el deporte o el ejercicio físico es uno de los pilares básicos de su tratamiento?

Respecto a la pregunta sobre qué es la diabetes, debo de contestarte desde un punto de vista no médico, puesto que no lo soy. Pero si sé que es una enfermedad de tipo metabólico, la cual provoca diferentes trastornos y complicaciones a lo largo de la vida del diabético. Y enlazando con la segunda pregunta, mi respuesta es que si para cualquier persona no diabética el deporte o la actividad física es beneficiosa en todos los ámbitos (físico, psíquico, social, …), por qué no aprovecharse de ello en una persona con diabetes. Siempre y cuando, e insistiendo mucho en ello, se realice una actividad bien planificada, adecuada al nivel y experiencia de cada uno … Si esta actividad es realizada correctamente, los beneficios de la misma son evidentes y muy positivos teniendo, con cierta constancia en su práctica, efectos a largo plazo, lo que algunos médicos endocrinos denominan “efecto memoria”. Es por ello por lo que forma parte de mi vida y de mi tratamiento.

  Ahora que soy un joven diabético (27 años). He adelgazado considerablemente. Me gustaría saber si el deporte me puede ayudar a recuperar un poco mi masa muscular o me tengo que hacer a la idea que seré demasiado delgado toda mi vida?

Para nada debes hacerte a esa idea, puesto que ser diabético, tradicionalmente ha sido reflejo de todo lo contrario, generalmente se asocia a personas con cierto sobrepeso, ya que la insulina es una hormona anabolizante y si se toma una dieta más alta de calorías de lo normal es probable que terminemos con algunos kilillos de más.

Si realizas un trabajo de aproximadamente 3 o 4 días en semana (los 2 o 3 primeros meses de ganancia de tono muscular) y 2 o 3 días en semana (para mantener el tono), en un gimnasio o en tu propia casa con ejercicios más o menos elaborados de auto-cargas (utilizando tu propio peso corporal), verás los resultados.

Eso sí, te recomiendo ir a algún nutricionista que te asesore sobre tu consumo calórico (en función de tu edad, altura y composición corporal) para que realmente no gastes más calorías durante el día de las que le aportas. Debes de adaptarte una dieta equilibrada entre consumo y aporte calórico, debiendo ser esta relación favorable al aporte para ganar algo de masa muscular.

No obstante, la práctica de ejercicios aeróbicos en los que se implican grandes grupos musculares como la natación, mountain bike, … también se obtiene ganancia de tono muscular (dureza), aunque no tan evidente en tamaño.

  En el día de competición, ¿qué cambios realizas en tu pauta de insulina y cómo administras tus suplementos de comida a lo largo de tu competición?

El día que compito realizo lo siguiente: primero desayuno fuerte unas 3 horas antes de la prueba y pongo insulina (normalmente 1 o 2 unidades más por hacer más fuerte de lo normal el desayuno y evitar estar demasiado alto al inicio de la prueba). Después justo unos 30-40 min. antes de la salida comienzo a calentar de forma suave y 10-15 min. antes de salir vuelvo a medir glucosa:

  • Si estoy entre 140 – 180 salgo a competir sin inyectar más insulina que la que me puse unas 3 horas antes NOVORAPID o HUMALOG, (a mi personalmente me funciona). Y además tomo suplementos cada 45 min. aprox. si el ritmo no es demasiado elevado y cada 30 min. si es elevado. Los suplementos normalmente suelen ser de 10 a 20 gr. de hidratos de carbono en forma de geles o en bebida isotónica o barritas energéticas si es en bici. Si la prueba es de más de 2 horas introduzco también suplementos con algo de proteína.
  • Si estoy por encima, pongo 1 o 2 unidades de rápida.
  • Si estoy por debajo de 120-140, normalmente tomo algo antes de salir, algo que no me moleste digerir y sea rápido (zumos, geles, …).

A pesar de decirte todo lo que hago, siempre hay pequeñas modificaciones que hacer, ya que las características de las pruebas varían (viento, oleaje, terreno montañoso, rivales fuertes, …) y mi estado previo también (niveles de glucosa los días previos, descanso, estado de forma, …). Esto quiere decir que todos estos datos deben servirte de referencia o ejemplo, pero no para que lo sigas al pie de la letra, ya que tu cuerpo puede reaccionar de forma distinta a mí y en momentos distintos. Debes basarte en tu experiencia y mediciones, fundamentalmente en entrenamientos, no dejando los experimentos para las competiciones, ya que te aseguro pueden acarrearte algún problemilla que otro.

  Hola Fernando, soy un chaval diabético de 27 años. Tengo diabetes desde los 18 y desde entonces he intentado en varias ocasiones iniciar un programa de ejercicios (ppalmente gimnasio) pero nunca he llegado a poder controlar bien mi diabetes, ya que al final de sesión casi siempre tenía hipo o hiper glucemia. En la actualidad he comenzado a ir otra vez y parece q en esta ocasión lo llevo mejor, suelo ir por la tarde/noche y un par de horas antes como un bocata y algo de fruta y me pincho algo de insulina. De todas formas lo que sí que noto es q los deportes que implican cambios de ritmos fuertes no los controlo bien, incluso en gim pues debo de correr más tiempo a menor intensidad o más repeticiones de pesas con menor peso. Quisiera si me podías dar algún consejo sobre cómo has compatibilizado tú la diabetes y el deporte, ya que me gusta mucho practicarlo. También si puedes que me informaras sobre ciertos suplementos alimenticios (proteínas; L-Carnitina, etc.) que sé que mis compañeros suelen tomar, y quisiera saber si pueden causar perjuicios a mi diabetes y si son efectivos. Bueno, espero no haberte pedido mucho, muchas gracias. Carlos.

Intentaré contestarte a todo, pero por partes:

Respecto al control de tu diabetes parece que tú solo has dado con la clave de los ejercicios que más te benefician y más fácil son de conjugar con la diabetes. Lo de los deportes con cambios de ritmo (tipo fútbol, baloncesto, balonmano, hockey…), es normal que cueste más controlarlos, puesto que se ponen en juego las hormonas adrenérgicas que hacen que nuestro cuerpo esté lo más activo y prevenido posible para realizar cualquier acción rápida de juego, lo que hace que el estrés que se genera eleve en gran medida los niveles de glucosa. Y por otro lado, los esfuerzos son tan cortos pero tan explosivos que el consumo energético es muy elevado y utiliza como única fuente de energía la glucosa, lo que conlleva también descensos bruscos del nivel de glucosa al final para regenerar los depósitos de glucógeno; si a eso le unes que exista cierto nivel de insulina exógena (la que tú te has puesto) pues el descenso es aún más brusco. Esto justifica la dificultad que tiene el controlarlos desde el punto de vista de un deportista con diabetes. Por eso no son recomendables para personas no experimentadas que se inicien en el deporte con estos tipos de actividades.

En relación al consejo sobre cómo compatibilizar la diabetes y el deporte, creo que no vas a tener ningún problema si realmente te preocupas de conocer cómo reacciona tu organismo ante distintas actividades que realices y tú eres el que dominas la situación y sabes disfrutar de una vida totalmente normal, obteniendo aún más beneficios que personas no diabéticas, perdiendo el miedo a la práctica de actividad física por tener diabetes, superando mitos y comentarios basados en el desconocimiento o la inexperiencia en relación a este tema. La práctica de cualquier actividad física supone prestar una atención especial a lo que comemos, la cantidad y tipo de insulina que nos ponemos, …, información que en definitiva nos va a ayudar a tener un mayor control sobre la diabetes, repercutiendo de esta forma sobre nuestra SALUD.

Es importante que tengáis siempre programado y reflejado en algún lado (papel, ordenador, …) y no en la cabeza, lo que vayáis a hacer a lo largo de la semana. Es lo que se denomina un planning, pero a nivel deportivo. Siempre hay que programarse unos objetivos que nos sirvan de motivación, para ayudarnos a organizarnos y a compatibilizar todo (trabajo, estudios, amigos, novia, familia, …).

Por último y respecto a los suplementos, debo decirte que no te recomiendo nada diferente a lo que son suplementos energéticos cuyo componente principal sean carbohidratos. A no ser que tu nivel de competición, entrenamiento y desgaste físico lo requieran, pero creo que no es tu caso.

Las necesidades de proteína en una persona sedentaria son de 0,8 gr. de proteína por Kg. de peso y en un deportista la necesidad aumenta a de 1,2 - 1,4 gr. de proteína por Kg. de peso. Son cantidades que se cubren con una dieta normal y equilibrada. Ejemplo: Un corredor de 70 Kg. necesitaría 84 a 98 gr./día.

Lo que sí existe es mucho marketing que crea necesidades donde no las hay. Hay mucha desinformación respecto a los suplementos que se toman, además te ahorrarás una “pasta”, porque no podemos decir que sean baratos. En general no puedo afirmarte que te puedan perjudicar o beneficiar por el amplio abanico que existe y las diferentes casas comerciales; pero lo más normal por mi experiencia es que no se obtienen grandes beneficios en la mayoría de los deportistas no profesionales.

  ¿Cómo es capaz de controlar las hipoglucemias y qué hace cuando las sufre? ¿Tiene que hacer deporte todos los días para no desestabilizar su control?

Respecto al control de las hipoglucemias, sabes que la percepción de los síntomas son muy diferentes en unas personas y en otras, es decir, que aunque sean los mismos, unos perciben sensaciones de hipo antes que otros, estando a la misma cantidad de glucemia. Yo detecto siempre y de forma rápida los síntomas sin estar demasiado hipo (aprox. con 70 ya noto algo) y más aún cuando estoy entrenando, puesto que empiezo a notar que mi rendimiento no es el mismo, me cuesta mantener un ritmo que para mi suele ser fácil. He comprobado siempre que en esas circunstancias suelo estar por debajo de 80 mg/dl (65-80 mg/dl), lo que me supone automáticamente bajar el ritmo y suplementar (15 o 20 gr. de hidratos). Y ante la duda (si no tengo el medidor conmigo, por estar en medio del monte o en una prueba) también tomo algo por precaución. Es preferible estar algo alto que no dar lugar a una hipo fuerte estando lejos de casa y conduciendo una bicicleta.

En cuanto a la constancia de la práctica deportiva y el control, te puedo decir que ahora estoy en un periodo en el que entreno menos (por tener que estudiar y cuidar de mi bebé), y entreno 3 o 4 veces a la semana, haciendo sesiones de hasta 4 horas aprox. los fines de semana en bici. Pero si tienes experiencia y cierto dominio en la modificación de pautas de insulina y alimentación, te puedes permitir entrenar cuando te interese o puedas. Está claro que siempre hay un poco de tiempo al día para moverse o hacer algo; es decir, no puedes meterte sesiones de 2 horas de entreno un día y tirarte 3 días después sin hacer nada. Al menos dar un paseo y gastar algo de calorías, ya que si entrenas asiduamente tu cuerpo te lo pedirá. Es mejor y más conveniente distribuir durante 5 días en la semana, 1 hora de actividad cada día, que en 2 días de la semana hacer 2 sesiones de 2 horas y media.

Está claro que la CONSTANCIA en todos los aspectos que rodean la vida de la persona con diabetes es la clave para un buen control. Pero no hay que olvidar que no todos los días ni todas las personas disponen de las condiciones ideales para llevarlo todo al 100%. Tenemos trabajo, estudios, familia, muchas responsabilidades con las cuales tenemos que convivir y saber compaginar para ante todo poder tener CALIDAD DE VIDA.

  Buenas tardes mi nombre es Nery Mejia tengo 10 años de tener diabetes, tengo sobrepeso, y me gusta el deporte, he corrido (casi caminado) una maratón 5 horas, quiero entrenar nuevamente para una pero quiero saber si es bueno tomar Gatorade y Power Gel cuando se sobrepasa de dos horas de entreno continuo.

En un principio te contestaría que SÍ, por supuesto que sí. Todo corredor necesita de energía externa a partir de un tiempo determinado de ejercicio para mantener sus niveles de glucosa y su nivel de rendimiento personal. Este tiempo dependerá del nivel de condición física de ese corredor y del grado de intensidad con el que esté corriendo durante esos primeros minutos de prueba.

Pero debo de matizar la respuesta porque no sé en qué condiciones entrenas, porque yo personalmente te aconsejaría tomarlo no a partir de las 2 horas de entreno, sino mucho antes. No te especifico más porque me faltan datos como por ejemplo, si entrenas con insulina (tipo y cantidad), tu peso, si has tomado suplementos antes de salir, tiempo total de entreno, intensidad del mismo, …

Si quieres concretar algo más puedes volver a contactar con la Fundación para la Diabetes (91.360.16.40) para ponerte de nuevo en contacto conmigo. Por cierto, ánimo, que si eres constante seguro que terminas haciendo el maratón por debajo de 4 horas.

  Hola, soy diabético y me gusta practicar la bicicleta de montaña, tengo una duda y me gustaría que me la resolvieras. Nuestros músculos se alimentan de glucosa, para funcionar les hace falta la glucosa, cuando tienes un exceso de glucosa en sangre y la quemas haciendo ejercicio físico, sin haberte puesto insulina, esta glucosa ¿pasa a nuestros músculos en forma de energía? y así poder continuar con nuestro ejercicio físico, ¿o se elimina por otros medios sin pasar a los músculos?, porque si es así, que no pasa a nuestros músculos, a la hora de hacer nuestro ejercicio físico ¿deberíamos de ponernos insulina y evitar la hipoglucemia con controles y zumos? Muchas gracias.

Bueno, esta pregunta es algo complicada de explicar en unas líneas, porque es fisiología pura. Pero voy a intentarlo.

Lo primero que debes saber es que los músculos obtienen la energía porque degradan (“queman”) la glucosa en su interior (como la gasolina en el motor de un coche). Es su principal y primera fuente de energía. El problema que tenemos con la diabetes es que esa glucosa no entra al músculo para poder quemarse, por lo que no tenemos energía para quemar y el cuerpo recurre a una segunda fuente de energía que son las grasas, para quemarlas.

¿Qué pasa si quemamos las grasas? Pues que primero dan más cantidad de energía pero mucho más lentamente y segundo, y más importante, que al quemar esas grasas se produce lo que habrás escuchado que se llama cuerpos cetónicos, que en condiciones normales se metabolizan (queman) en el proceso (anterior) de degradación de la glucosa. Si ese primer proceso no está funcionando porque no hay glucosa en el interior del músculo que se esté “quemando” pues se comienza a acumular esos cuerpos cetónicos, provocando una cetoacidosis además de una hiperglucemia.

La solución es que tengamos algo de insulina al inicio del entrenamiento que nos permita comenzar a funcionar ese primer proceso de degradación de la glucosa.

Pero por complicar que no quede. ¿Por qué te digo esto?, pues porque en pruebas de fondo como son triatlones, maratones, rutas de cicloturismo de mountain bike de aprox. mas de 1 h – 1 hora 30 min., la demanda de glucosa es tan grande, que la musculatura está supersensible a la mínima cantidad de insulina y a la menor molécula de glucosa que pase cerca de ella, por lo que se produce una entrada fácil de la glucosa en la musculatura sin necesidad de insulina. Y aquí es donde está la clave. Por mi experiencia te puedo decir que todas las etapas que he realizado de 4, 5 y hasta 6 horas de ciclismo, no sólo no llevaba el efecto de ninguna insulina (a partir de la 1ª hora 30 min.), sino que además he tomado gran cantidad de suplementos a lo largo de toda la etapa, consumiendo un total de hasta 4500 calorías.

Después de todo esto, sólo me queda decirte que pruebes a hacer las combinaciones que tú consideres para sacarte el máximo partido y correr sin ese “miedo” a las hipoglucemias. Eso sí, al inicio debes de hacerte gran cantidad de controles durante los entrenos para ver cómo vas y cómo vas reaccionando a cada prueba, teniendo en cuenta la intensidad de tus entrenos, la cantidad de HC que tomas antes y durante, el tipo, cantidad y duración del efecto de la insulina, los niveles de glucosa antes de salir a entrenar, …

Espero haberte contestado para aclararte algo más.

  Señor Fernando, felicitaciones. Le escribo desde Misiones, Argentina. Tengo dos hijos, uno de 14 y otro de 11, los dos practicaban fútbol, con entrenamientos medianamente intensos, pero lo que siempre observé es cierto desgano o cansancio precoz, o sea que no tienen la resistencia de otros chicos. Su abuela de 76 años es insulinodependiente. Mi pregunta es: ¿las personas que, como mis hijos, tienen antecedentes familiares de diabetes, pueden mostrar ya en la niñez y en la adolescencia algunas características de la enfermedad? Gracias. Juan Carlos Blanco.

Hola Juan Carlos. Mi opinión es que (sin descartar que tengan predisposión o estén en una fase de debut) una observación algo subjetiva y coincidente en ambos hermanos, no debe significar que puedan ser ya diabéticos. Aunque si fuera así, sí que se les notaría en su rendimiento. No sé el nivel de condición física que tienen o si entrenan más o menos que el resto de sus compañeros, pero estos son aspectos que pueden influir en gran medida.

No obstante, te recomiendo ante la duda hacer un perfil de la glucemia a lo largo de todo un día y si no es posible todo el día, antes y después de los entrenos, ya que supuestamente deberían de estar con la glucemia elevada al final de los mismos o cuando se parasen por cansancio. También deberías observar si tienen otros síntomas, como falta progresiva de fuerza relativa, pérdida de peso, beber mucha agua, orinar mucho, …

También te digo que en esas edades de tus hijos (la pubertad), suelen alterarse mucho las hormonas y pueden dar comportamientos típicos como la desgana y apatía en algunos momentos y la hiperactividad en otros. Así que te recomiendo, para tranquilidad tuya, que visites algún médico que te pueda aclarar, confirmar o descartar todo esto.

  ¿Existe alguna tabla que indique cuánto debe durar una sesión de ejercicios en relación con el índice glucémico de cada uno de los alimentos?

Creo que debo recordar el concepto de índice glucémico, porque pienso que no tiene que condicionar la duración de una sesión de ejercicio.

El índice glucémico: Cuando tomamos cualquier alimento rico en glúcidos, los niveles de glucosa en sangre se incrementan progresivamente según se digieren y asimilan los almidones y azúcares que contienen. La VELOCIDAD a la que se digieren y asimilan los diferentes alimentos depende del tipo de nutrientes que los componen, de la cantidad de fibra presente y de la composición del resto de alimentos presentes en el estómago e intestino durante la digestión.

Por eso la velocidad con que se asimile un alimento no condiciona para nada la duración de una sesión. Sí afecta este índice glucémico a los suplementos que tomemos durante ese ejercicio. Es decir, cuando realizo esfuerzos cortos de intensidad alta, necesito suplementos de alto índice glucémico (geles, zumos, …) y cuando estos esfuerzos son más largos, normalmente se toman suplementos con menor índice glucémico que nos vayan aportando energía más lentamente (barritas energéticas, batidos de carbohidratos y proteínas, …)

Por tanto, lo importante no es determinar la duración de una sesión de ejercicio en función del índice glucémico de un alimento, sino que escojamos aquel alimento que tiene el índice glucémico que más nos conviene para nuestro rendimiento y buen control.

  Hola Fernando. Yo practico futbol sala una vez por semana y siempre antes de cenar. ¿Puede resultar peligroso por bajadas? ¿Es un deporte demasiado intenso para nuestra enfermedad?

Bueno, como ya he comentado en una pregunta anterior, uno de los problemillas de estos deportes (de intensidad variable y de esfuerzos puntuales muy intensos), es que al final del entreno se ha utilizado mucho los depósitos de glucógeno (que son los encargados de darnos energía rápida para esos esfuerzos), así que lo que sucede nada más terminar es un proceso que se denomina “la ventana del glucógeno”, que consiste en que los 30 minutos inmediatamente siguientes al final del esfuerzo, la demanda de glucosa es muy alta (para rellenar los depósitos de glucógeno que has gastado durante el entreno), así que normalmente al terminar es cuando vienen las bajadas. Si además sueles entrenar con cierto nivel de insulina, pues la demanda es aún mayor.

Si tienes controlado esto y tomas algún/os suplementos tipo bebidas ricas en carbohidratos al terminar (siempre después de un control glucémico) evitarás sustos. Estas bajadas también suelen pasar durante los partidos si la duración de los mismo es elevada (más de 45 – 60 minutos), no olvidando si además existe cierto efecto insulínico. Por tanto, con controles frecuentes y con tu experiencia diaria, no debe ser peligroso. Además tienes la ventaja de que entrenas en una pista donde puedes tener tu bolsa deportiva con tus suplementos y tu medidor muy próximo, que te permite en cualquier momento descartar hipos o solucionar sin esperar demasiado.

Respecto a si es demasiado intenso; está claro que no se lo recomendaría a ningún debutante en diabetes para aprender a controlar deporte-alimentación e insulina. Pero también tengo claro que si tú CONTROLAS y no provocas con frecuencia situaciones que te descompensan, es mejor que entrenes al menos una vez en semana y te muevas a que no hagas nada.

  Llevo con un dolor lumbar cinco años, he ido a toda clase de especialistas. Dicen que tengo la quinta vértebra lumbar inflamada, por lo que me impide hacer deporte con normalidad. ¿Qué debo de hacer o a quién consultar? Me llamo Ángel Gabriel Nieto Moreno, gracias.

Hola Ángel. Lo primero que te puedo decir es que no desesperes, que no hay mal que cien años dure.

Debo aclararte que una vértebra es una pieza ósea y que no se puede inflamar. Lo que sí deben estar inflamados, son los tejidos que tiene a su alrededor, como pueden ser los ligamentos, e incluso los discos intervertebrales.

No soy médico, pero a los atletas que dirijo, los suelen ver fisioterapeutas-osteópatas y la verdad es que obtienen muy buenos resultados. Deberías de ir a alguno de ellos, asegurándote de que realmente tienen el título de osteopatía, porque en su ámbito existe mucho intrusismo y eso hace que los pacientes desesperéis aún más pensando que no tenéis solución.

Espero que todo se solucione y no desesperes. Estas cosillas requieren algo de paciencia. Mientras puedes hacer algún ejercicio que no te moleste excesivamente. ¡ANIMO!.

  !Hola Fernando! Mi nombre es Renan Macias, tengo 40 años y mi esposa 36 años, soy dueño de un gym en México y entrenador del mismo, con actividades de pesas, aerobic's, spinning etc. Además entrenador de alto rendimiento en Judo, campeón panamericano e internacional de judo y he ganado más de 40 campeonatos nacionales. El día 27 de enero del 2005, mi esposa sufrió un susto y en el transcurso de 3 días nos dimos cuenta que tenía síntomas de diabetes, fuimos al médico y le realizaron análisis, resultando con 260 glucosa y 232 colesterol. Le declararon diabetes mellitus. Te pido me ayudes con recomendaciones sobre qué hacer en dieta, ejercicio, y qué tipo de médico consultar, ya que el médico que consultamos es de médico general. ¿Sería prudente y seguro visitar un endocrinólogo?. Agradecería mucho tu ayuda, ya que estoy muy angustiado por esta nueva situación en nuestras vidas. Me despido esperando tu respuesta. Gracias.

Hola Renan. Lo primero felicitarte por tu trayectoria y logros deportivos y lo segundo pues decirte que lo más aconsejable en tu caso sería ponerte en contacto con algún endocrino, que os vaya aclarando y especificando la situación de tu esposa. No sólo lo considero prudente y seguro, sino que es lo más eficaz y saludable para comenzar a controlar la situación desde el primer momento, teniendo conceptos claros sobre el tratamiento a seguir y que os pueda aportar toda la información necesaria en cuanto a pautas de insulina, alimentación y realización de actividad física. En este último apartado (en la práctica de actividad física en combinación con la diabetes) es donde yo, una vez aclarada la situación, me comprometo a aportaros mi experiencia.

Sin más, os mando un abrazo fuerte a ti y tu esposa y os animo para que volváis a escribir a la Fundación para la Diabetes y nos contéis como vais, ¿vale?

  Hola Fernando, tengo 29 años y me diagnosticaron hace un año. He bajado muchos kilos y estoy demasiado delgado. Toda la gente me critica por mi estado y ya no encuentro excusas para decir por qué estoy así, porque no quiero que me tengan lástima. ¿Puedo recuperar con el ejercicio mi figura atlética y cómo lo hago? porque no tengo las suficientes fuerzas… ¿Me recomiendas algunas vitaminas o algo así?

Creo que no tiene ninguna justificación el bajar tanto de peso o estar delgado con el tener diabetes. Se supone que con un buen ajuste y cálculo de la cantidad total de insulina diaria que necesitas en relación a las calorías que consumes, teniendo en cuenta tu peso, altura, composición corporal, actividad física, … debes de tener un peso equilibrado, eso sí, siempre partiendo de que tu peso anteriormente era el más adecuado y saludable para ti.

Creo sinceramente que no tienes por qué dar explicaciones a nadie ni justificarte ante nadie. Sólo ante ti mismo y sentirte a gusto contigo mismo. Por eso, si te apetece ganar algo de masa y tono muscular, te animo a que lo hagas, realizando 3 o 4 sesiones a la semana como mínimo en gimnasio, comenzando a trabajar 2-3 series de ejercicios de cada grupo muscular (principales) con poco peso y de aprox. 15 a 20 repeticiones cada uno. El peso debe oscilar entre un 60%-65% del peso máximo con el cual fueras capaz de realizar una sola repetición. Es decir, que al final de las 15-20 repeticiones no estés para morirte de dolor en la zona que estés trabajando.

Para poder entrenar, necesitamos energía, que si no tenemos debemos aportar previamente al ejercicio. Mídete la glucemia antes de entrenar y:

  • Si estás entre 140 – 180, a entrenar, y como tienes posibilidad, a los 30-35’ te vuelves a medir para ves cómo vas. Si bajas de 90-100 debes suplementar con 10-15 gr. de carbohidratos para seguir entrenando. Así te mides sucesivamente cada 30 min. aprox. teniendo en cuenta que tengas algún efecto de insulina.
  • Si estás por encima de 170 - 180, poner algo de insulina (1 unidad extra de rápida, aunque esto es muy personal y variable en función de la terapia que utilices. Habría que estudiarla para concretar más).
  • Si estas por debajo de 120-140, normalmente tomar algo antes que no moleste digerir y sea rápido (zumos, geles, batidos de carbohidratos y proteína, …

Ten en cuenta 2 cosas:

  • Al final de los entrenos de musculación se suelen provocar bajadas de azúcar para rellenar depósitos de glucógeno (esto se acentúa si durante el entreno no has tomado ningún suplemento).
  • Cuando se gana masa muscular, nuestro gasto calórico diario aumenta bastante más, por lo que tu cuerpo te pedirá comer más (aumentar la ingesta de calorías), así que si te lo pide come a demanda aunque tengas que aumentar un poco las unidades de insulina al día y no te reprimas excesivamente, siempre vigilando que no entres en sobrepeso.
  Soy corredor de fondo, además de practicar fútbol y natación. Estoy a punto de ponerme una bomba de insulina, supongo que esto modificará la planificación de las carreras (fondo). ¿Hasta qué duración del ejercicio sería conveniente desconectarla o llevarla? ¿Las reducciones de las dosis son similares a las de inyección?

Hola Isidoro. Me encanta saber que a pesar del tiempo, las obligaciones laborales y familiares, sigues en la brecha, con tus carreras y tu cuidado personal. Eso sí que es un ejemplo.

En fin, te comento. Como ya sabes, yo ya llevo una bomba de infusión continua desde hace ya unos meses y te puedo decir que va bastante bien y además mejorando conforme le vas pillando el truquillo de algunas cosas. Yo me la puse porque pensaba que podía tener cosas interesantes que mejoraran la libertad para realizar deporte con más seguridad y control. Y creo que el tiempo me está dando la razón, además a pesar de algunos días de descontrol la hemoglobina ha permanecido en 6 (e incluso bajado).

Respecto a lo de modificar la planificación no tienes por qué. Es más, creo que por lo poco que llevo experimentado con ella, te va a permitir recuperar mejor de unos entrenos a otros, lo que a nivel general se va a traducir en una mayor calidad de tu entrenamiento y mayor aprovechamiento de lo que hagas. Puedes ponerte y quitarte insulina en el momento que lo necesites, cosa que con los bolígrafos muy difícil. Te permite modificaciones como:

  • Aumentar temporalmente la dosis basal y además de forma automática en porcentajes (según la dosis a la hora que le tengas programada)
  • Reducir temporalmente la dosis basal y además de forma automática en porcentajes (según la dosis a la hora que le tengas programada)
  • Meter bolus en cualquier momento que lo necesites
  • Desconectarla y no tener a partir de ese momento ningún efecto de insulina, para reducir riesgo de hipos (siempre y cuando no hayas puesto un bolus antes de la desconexión).

Es muy práctico para la práctica de deporte con mayor seguridad.

En el tema de hasta cuándo es conveniente llevarla en pruebas de fondo, creo haberte comentado que si comienzas a un nivel adecuado de glucemia (después de haber desayunado y puesto insulina rápida 2-3 horas antes) puedes salir a correr sin la bomba de infusión, teniendo claro que eso debes experimentarlo siempre antes de competir, donde puedas comprobar cada cierto tiempo cómo va la glucemia. No obstante, si necesitas tomar algo justo antes de salir, puedes poner 1 o 2 unidades rápidas antes. Después, durante la prueba deberás tomar algunos suplemento/s, que te aconsejo tengas experimentados y preparados para no equivocarte en la cantidad de carbohidratos (número de raciones de HC) que tomas en cada avituallamiento. La cantidad de raciones que tomes en cada uno te recomiendo que sean pocas raciones y con más frecuencia; ejemplo: 1er suplemento de 10-15 gr. de HC (sin efecto de insulina) a los 40 min. y a partir de ahí cada 25-30 min. los demás. Esta demanda puede ser mayor si el ritmo o la intensidad de tu esfuerzo es muy alto.

Y en cuanto a la reducción de las dosis, pues sí, es similar, teniendo en cuenta que:

  • Sólo utiliza un tipo de insulina tanto para dosis basal, como para los bolus.
  • Se puede reducir temporalmente en porcentaje (muy útil).

Un saludo y ya me contarás cómo te va.

  ¿Podrías indicarme qué pasos debemos dar antes de comenzar a practicar un deporte? (hablar con nuestro médico, escoger el tipo de deporte que más nos conviene, tipos de controles, conocer los posibles imprevistos...). Gracias.
  1. Lo primero es hablar con tu médico para ver tú si tu estado de salud (grado de control) te lo permite, ya que en algunos casos y sin experiencia, puede la práctica deportiva agravar una situación de descontrol.
  2. Aconsejo a todo el mundo, diabéticos y no diabéticos, realizarse una prueba de esfuerzo, en algún lugar especializado que nos descarte algún problema o nos prevenga de realizar alguna actividad contraindicada para nosotros.
  3. Posteriormente elegir aquella actividad que más te guste y motive (pueden ser más de una, aunque supone una mayor variabilidad de situaciones en las que deberás controlar los ascensos y descensos de tu glucemia en función del tipo de actividad).
  4. Recurrir si puedes y quieres a un profesional de la actividad física que te oriente a la hora de PLANIFICAR y reflejar en un papel, cuándo lo vas a realizar, cuántas veces a la semana y durante cuánto tiempo. Y lo más importante: a qué intensidad te conviene más, estableciendo una progresión lógica adaptada a tu estado de forma, edad, objetivos, ….
  5. Y en función de lo que tú plantees, establecer modificaciones en la insulina y alimentación, así como prever la posibilidad de suplementos durante la práctica, así como el número de controles que deberás hacer al principio para tener una buena base de datos que te vaya dando seguridad progresivamente.
  6. Establecer un DIARIO con todos los aspectos que debes recoger, de forma que lo rellenes todos los días que hagas deporte. Lo más eficaz es llevarlo en el mismo diario donde se anotan las glucemias, dosis insulina, raciones de hidratos de carbono, …
  7. Preparar material deportivo adecuado. Hacer hincapié en el calzado para evitar problemas de rozaduras, ampollas, … ya que nuestros pies debemos cuidarlos. Además también recomiendo disponer de un PULSOMETRO que realmente nos confirme que trabajamos sin sobrestimular nuestro sistema cardio-circulatorio.
  8. Por último, también como tú dices puedes prever distintas situaciones imprevistas, …
  Tengo 43 años y quiero ponerme un poco en forma, peso 90 Kg. y mido 1.70. ¿Qué plan de entrenamiento puedo seguir?. Me diagnosticaron con 43 años.

Supongo que no ha practicado deporte anteriormente. En ese caso, lo primero que debe plantearse es una actividad muy suave y ligera que no le agote en 2 días y le quite las ganas de seguir. Esta actividad puede ser un paseo a ritmo de caminata aprox. de 1 hora de duración diaria, realizada nada más levantarse, desayunando después del paseo. Este paseo algún día de la semana y cuando usted progrese, puede intercalar marcha con carrera de 2-3 minutos. Alguna tarde (si tuviese tiempo), podría irse al gimnasio unas 2-3 veces en semana en días alternos y hacer un simple trabajo de tonificación muscular, prácticamente sin peso, eso le hará que aumente su metabolismo, sea mas sensible a la insulina y que baje usted algo de peso, lo cual le repercutirá directamente en un mejor control de la diabetes y en general de su salud. A estas dos cosas debe usted añadirle unos pequeños ejercicios de movilidad articular y estiramientos al final de cada sesión, unos 10 o 15 minutos.

Lo más importante de cualquier plan de entrenamiento es la constancia y establecerse objetivos reales que pueda usted cumplir y llevar a cabo. Sintiéndose bien cada vez que venga usted de realizarlo.

También si tiene usted posibilidad, le aconsejaría fuera a un profesional que le indicara pautas de alimentación en cuanto a tipo, cantidad y distribución de la dieta.

¡ANIMO!

  Me llamo Fran, tengo 32 años y diabetes desde hace 10 años. Siempre he practicado ejercicio físico. Baloncesto, fitness y últimamente mucho ciclismo, sobre todo mountain bike). A veces hago este último deporte a tope, llegando en muchos momentos, de manera voluntaria, al 90% de mi frecuencia cardiaca máxima es decir 169 pulsaciones (me mido por pulsómetro, claro). La pregunta que te hago es ¿podemos, los que tenemos diabetes, llegar a ese porcentaje de frecuencia cardiaca o tenemos que conformarnos con cifras menos elevadas?

Está claro que con tu historia deportiva, no debes preocuparte desde mi punto de vista de forzar en un momento determinado, porque tu cuerpo está preparado para reaccionar. El problema es cuando alguien que empieza un programa de acondicionamiento o un deporte concreto como el mountain bike, se pone a forzar a esos porcentajes del máximo. Su sistema cardio-circulatorio no está acondicionado para ello, sin olvidar que pueda tener alguna complicación, que agrave ese comportamiento.

Siempre que sigas un ritmo de entrenamiento más o menos lógico y con continuidad y tu estado de forma te lo permita, no debes preocuparte. Eso sí, supongo que tu control de la diabetes es más o menos correcto y que te mueves en cifras normales (hemoglobinas 6-7).

No obstante te emplazo a visitar a algún médico deportivo y que te hagas al menos una vez al año una prueba de esfuerzo, en la que se te observe tensión arterial y un electro durante la misma.

  ¿Qué opinas de los productos "especiales" que se venden en los gimnasios para ganar peso y volumen (proteínas, creatinina, weight ganer,...)?. ¿Crees que podemos tomarlos, si lo hacemos con moderación y midiendo bien las cantidades o debemos de rechazarlos tajantemente?. Muchas gracias. Fdo: Fran Darias. Tenerife.

Sinceramente, es un tema que personalmente tengo muy claro y que respeto a todo el que quiera tomarlos. 

Yo entiendo el deporte o la actividad física desde un punto de vista saludable (salvo aquellos deportistas de élite que necesitan suplementos de todo). Pero ése no es el caso del 90% de las personas que visitan los gimnasios.

Creo que con un trabajo de musculación, bien planificado y con una buena alimentación acorde al tipo de actividad que realizas y de tu objetivo (ganar masa muscular) y sobre todo con paciencia, es decir, no queriéndome poner a reventar de músculo en 3 meses, se puede ganar masa y tono muscular suficiente con una dieta apropiada. Lo único que hay que tener en cuenta es que hay que aumentar un poco la cantidad de proteína que tengo que tomar. Como ya comenté en una de las preguntas de esta entrevista, la cantidad máxima que se necesita, se puede aportar desde nuestra dieta sin necesidad de tomar y ¡¡comprar!! todo lo que nos venden. Es más, algunos de los productos que hay en el mercado tienen muchos estudios científicos que afirman que no sirven para nada, ni aumentan el rendimiento, ni se absorbe en esas cantidades, …, pero ¡¡hay que vender!!.

Sí recomiendo productos energéticos basados en carbohidratos, ya que eso sí que es útil para todos los días. Es nuestra gasolina para poder entrenar.

Insisto que me refiero a la mayoría de los deportistas populares y con una visión de DEPORTE-SALUD.

  Desde la Fundación para la Diabetes te damos las gracias Fernando por haber aceptado ser nuestro invitado en esta sección de entrevistas y haber tratado el tema del deporte y la diabetes como se merece. Esperamos que tus respuestas, tu ejemplo y el de quienes nos han escrito anime a muchas más personas a practicar más ejercicio, más deporte, y a hacerlo sin miedo, pero con las precauciones necesarias. Muchas gracias Fernando.

Yo también os agradezco que hayáis contado conmigo para tratar este tema, y bueno, me gustaría decir a las personas que nos han escrito, y a los que lean esta entrevista, que toda la información que os he ofrecido en ningún caso pretende sustituir ni contradecir el asesoramiento de un médico. No debéis olvidar consultar al vuestro o al profesional especialista ante cualquier duda en relación a lo que necesitáis.