General   Fundación para la Diabetes

Kit de la persona viajera con diabetes tipo 2

Compartir: 
Mercedes Galindo Rubio Por: Mercedes Galindo Rubio
Asesora en Educación Terapéutica de la Fundación para la Diabetes. Enfermera Especialista en Educación Terapéutica en Diabetes, Obesidad y Nutrición en Servicio de Endocrino y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos de Madrid
Fecha:

Emprender un viaje de ocio siempre es una oportunidad placentera que pretendemos no tenga ningún contratiempo.

Unas mínimas recomendaciones sobre el cuidado de la diabetes pueden ser suficiente para no alterar nuestro viaje.

Igual que al hacer la maleta tenemos en cuenta, el tipo de viaje, la duración, el país, su clima etc. etc. Nuestro Kit para la diabetes también debe de pensar además de en estas cosas, en el tratamiento prescrito y en las características de la diabetes.

  • Si va a viajar a lugares exóticos o a otros continentes, unos días antes pida cita con los profesionales y aclare las dudas sobre cambio horarios, alimentación (podemos preguntar por las características de las comidas típicas, para conocer las cantidades de carbohidratos, grasas...) etc. También debe informarse sobre la necesidad de vacunaciones y medicación preventiva.
  • Llevar un informe médico reciente, donde se detalle el tratamiento y posibles complicaciones si existen, le servirá tanto ante una emergencia como si pasa por aeropuertos, para justificar el uso de insulina, agujas, glucagon etc.
  • Si toma antidiabéticos orales, Recuerde llevar el doble o triple de lo que normalmente utilizaría, si viaja acompañado, reparta en varios maletines los fármacos y siempre en bolsos de mano.
  • Si se administras insulina, de igual manera llevar más cantidad de la que se necesitaría, así como agujas. La insulina puede estar a temperatura ambiente pero si las temperaturas son muy altas o muy bajas se recomienda utilizar una nevera portátil y protégela siempre del sol, en cualquier caso si la insulina ha sufrido cambios extremos de temperatura, desecharla a los 20 días y nunca meter la insulina en maleta cuando se viaje en avión, podría congelarse y estropearse. Si el viaje va a ser de larga duración, podría ser indicado llevar una receta adicional de todos los medicamentos. Planificar donde desechar las jeringas y lancetas
  • También es aconsejable llevar glucagon y más indicado en una nevera portátil o bolsa aislante.
  • Como en los viajes pueden ocurrir imprevistos y retrasos es adecuado llevar algún pequeño refrigerio tanto de comida como bebida. Si viaja en avión verifique si hay alguna comida a bordo o aumentar las previsiones a llevar y siempre asegurar hidratos de carbono ante una posible hipoglucemia (una glucosa en sangre de 70 o menor, con o sin síntomas), debe de tomar rápidamente comida o bebida que contenga 15 gramos de hidratos de carbono de acción rápida, sin proteína o grasa.
  • Material para las pruebas de glucosa en la sangre y de cetonemia,  revisar frecuentemente la glucosa en sangre, es la forma de conocer de qué manera, los cambios en la rutina mientras viaja, afectan a los niveles en la glucosa.
  • Cuidado de los pies durante el viaje use zapatos que sean cómodos y hayan sido usados, lleve sandalias de goma o zapatillas deportivas, para la playa o para el agua. Evite las medias o calcetines que le puedan interrumpir la circulación. Revise los pies diariamente usando un espejo y mantenga su cuidado rutinario, utilice cremas hidratantes, vaselina etc., pueden ser de gran ayuda para mantener la piel flexible. Si la piel va a estar expuesta al sol, use un protector solar para protegerla.
  • Ejercicio durante el viaje Los cambios en las actividades rutinarias y las horas de sedentarismo durante el viaje pueden afectar al control de la glucosa.Ya sea, viajar en avión, tren o automóvil, estará sentado durante largos períodos y la sangre se acumula en los pies y piernas. Esto puede causar inflamación y no dejar que la sangre circule correctamente. Si va a viajar en coche, pare cada dos o tres horas y de unos paseos cortos o haga algunos ejercicios de estiramiento. Si viaja en avión, tren o autobús levántese frecuentemente, camine de un lado para otro del pasillo.
  • Recuerde que muchas excursiones, vistas culturales etc. representan un gasto de glucosa que puede ocasionar una hipoglucemia, vigile el control de glucemia con mayor frecuencia y tome ingesta de hidratos de carbono lentos para prevenirlas.

Otros artículos de interés sobre viajes y diabetes:

La alimentación durante los viajes en las personas con diabetes

15 consejos para viajar con diabetes

Vacaciones en niños con diabetes

Terapia con bomba de insulina en verano