General   Fundación para la Diabetes

La vuelta al cole

Compartir: 
Roque Cardona Hernández Por: Roque Cardona Hernández
Asesor en Diabetes Pediátrica de la Fundación para la Diabetes. Endocrinólogo pediátrico con dedicación preferente a diabetes en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona
Fecha:

Septiembre va asociado a un eslogan clásico: “la vuelta al cole”. Si tienes un hijo con diabetes es probable que a estas alturas del año afrontes con cierta tensión la vuelta de tu hijo a la vida escolar. Atrás quedan los días descanso, sol, playa, montaña, viajes… Las actividades y la rutina de cada día serán distintas a las de la época estival y ello hará probable que sean necesarios ajustes en el tratamiento de la diabetes.

Desde la Fundación para la Diabetes te proporcionamos una serie de consejos para que “la vuelta al cole” sea lo más llevadera posible.

Anticipa una cita con los profesores

Tanto si es la primera vez que tu hijo acude al colegio tras el diagnóstico de diabetes, como si ya ha ido previamente “acompañado” de su diabetes, es importante que programes una visita con su tutor para informar de la situación y que al mismo tiempo conozcas algunos aspectos importantes en relación al nuevo curso. Entre estos aspectos son siempre relevantes los horarios -especialmente el horario de educación física- y aspectos relativos a los menús del comedor.

Es importante que valores hasta qué punto el profesor puede implicarse en el manejo de la diabetes durante las horas de colegio y preferiblemente dar la información en forma de mínimos que puedan ser llevados a cabo de manera realista.

En el caso de que los profesores muestren interés en conocer más aspectos de la diabetes, puedes contactar con la asociación de diabetes del sitio donde vivas o dirigirlos al equipo de diabetes del hospital que atiende a tu hijo.

Transmitir seguridad ayudará a los profesores a enfrentarse con menos temor al cuidado del niño con diabetes.

Respecto a la comida en el horario escolar, conocer el menú con antelación y discutirlo con tu equipo de diabetes puede ser de gran ayuda. Aunque no siempre es realista, a veces puede ser de utilidad preparar en casa el almuerzo y llevarlo en tupper sobre todo cuando el comedor no ofrezca opciones saludables de alimentación. 

Ajusta el tratamiento con insulina

Existen niños que durante las vacaciones de verano realizan muchas más actividad física que durante el periodo escolar. En este caso es probable que las dosis de insulina necesiten aumentarse.

Por el contrario, otros niños realizan menos actividad física durante el verano y durante el curso escolar, especialmente con el reinicio de las actividades extraescolares, incrementan la actividad física. En este caso es probable que sea necesaria la disminución de las dosis de insulina.

Por otra parte, el estrés de levantarse temprano o de los exámenes puede condicionar un aumento en las dosis de insulina.

En cualquier caso puede ser útil que programes una cita con tu equipo de diabetes a fin de ajustar las dosis de insulina a los nuevos horarios y dinámicas.

Aporta información por escrito para el personal del colegio así como medicación necesaria

Será muy útil para los profesores conocer las dosis de insulina que tu hijo se administra habitualmente. Muchas Comunidades Autónomas cuentan con protocolos y normativas específicos para la atención a escolares con diabetes. Son especialmente interesantes los documentos de autorización por escrito para la realización de glucemias capilares y administración de insulina o glucagón.

También es importante dejar medicación (insulina, glucagón) y elementos para el control (medidor adicional, tiras, tabletas de glucosa….).

En cualquier caso es importante que si tu hijo se hace los controles en horario escolar con otro medidor distinto al habitual, lo tengas presente para llevarlo al médico el día de la visita a fin de poderlo descargar.

Más información en: Recomendaciones para padres

Aprovecha las nuevas tecnologías 

La comunicación a través de mensajería para móvil, tipo whatsapp, puede facilitar un contacto permanente con el profesor de modo que puedas ayudarle a tomar decisiones en momentos que estas sean requeridas.

Igualmente cada vez más glucómetros y sistemas de monitorización permiten a través de aplicaciones móviles descargar a la nube en tiempo real y facilitar la telemonitorización mientras los padres están en el trabajo.

Por último, recuerda que el niño con diabetes es un alumno más que debe seguir  las mismas actividades escolares que sus compañeros, tanto intelectuales como deportivas o lúdicas. La diabetes no lo impide, sólo es necesario mantener un buen control glucémico y planificar las actividades escolares con antelación. 

El rincón de Carol
En el Rincón de Carol encontrarás toda la información sobre el proyecto ‘Carol tiene diabetes’, una iniciativa de la Fundación para la Diabetes para dar a conocer la diabetes tipo 1 en el entorno escolar y evitar las posibles situaciones de discriminación hacia el niño con diabetes.
 

Comenta este artículo. Nos gustaría conocer tu opinión.

La Fundación para la Diabetes no se hace responsable de las opiniones o manifestaciones vertidas en este apartado.