General   Fundación para la Diabetes

Recomendaciones sobre prevención. Estándares de Atención Médica en Diabetes. ADA 2016

Compartir: 
Mercedes Galindo Rubio Por: Mercedes Galindo Rubio
Asesora en Educación Terapéutica de la Fundación para la Diabetes. Enfermera Especialista en Educación Terapéutica en Diabetes, Obesidad y Nutrición en Servicio de Endocrino y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos de Madrid
Fecha:

Estándares de la Atención Médica en DiabetesEl Comité de Práctica Profesional (PPC) de la American Diabetes Association (ADA) es responsable de la confección del posicionamiento de los Estándares de la Atención Médica en Diabetes.

El PPC está formado por un comité de expertos multidisciplinario compuesto por médicos, educadores en diabetes, dietistas y otros profesionales de la salud con experiencia en diversas áreas de la diabetes, incluyendo la endocrinología de adultos y pediátrica, la epidemiología, la salud pública, la investigación de lípidos, la hipertensión, la planificación y atención del embarazo.

Todos los años "Diabetes Care" publica estas recomendaciones tanto a nivel de prevención, tratamiento, diagnostico, educación, etc., de la diabetes.

En este articulo recogemos algunas de las indicaciones que han aparecido en los estándares 2016, dirigidas a la prevención de la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) que marcan su nivel de evidencia, siendo el mayor A, seguido de nivel B.

Diabetes Care 2016; 39 (Suppl. 1): S36-S38 | DOI: 10.2337 / DC16-S007

Recomendaciones

  • Los pacientes con prediabetes deben tener una dieta intensiva y actividad física, ser remitidos a programa de formación de competencias y adherencia para conseguir los objetivos de la diabetes.
  • Programa de Prevención (DPP) dirigidos a obtener una pérdida del 7% del peso corporal y a  incrementar la actividad física a intensidad moderada (como caminar a paso ligero) por lo menos 150 min/semana. A
  • Seguimiento, asesoramiento y programas de mantenimiento que deben ofrecerse a largo plazo, para obtener el éxito en la prevención de la diabetes. B
  • El tratamiento con biguanidas para la prevención de la DM2 deben considerarse en las personas con prediabetes, especialmente en aquellos con IMC 35 kg/m2, los mayores de 60 años, y las mujeres con diabetes mellitus gestacional previa. A
  • Se sugiere la supervisión, al menos anual, para las personas con prediabetes. E
  • Se sugiere detección y el tratamiento de los factores de riesgo modificables de las enfermedades cardiovasculares. B
  • Los programas de educación y de apoyo al autocontrol en diabetes son apropiados para las personas con prediabetes para que reciban educación y apoyo, para desarrollar y mantener comportamientos que puedan prevenir o retrasar la aparición de diabetes. B
  • Las herramientas de tecnología asistida, incluidas las redes sociales en Internet, el aprendizaje a distancia, los contenidos basados en DVD, y aplicaciones móviles, pueden ser elementos útiles de modificación efectiva del estilo de vida para prevenir la diabetes. B

Modificación de estilos de vida

Ensayos aleatorizados controlados han demostrado que las personas con alto riesgo de desarrollar DM2 (glucosa alterada en ayunas, tolerancia alterada a la glucosa, o ambos) puede reducir significativamente la tasa de aparición de diabetes con determinadas intervenciones. Esto incluye, programas intensivos de modificación del estilo de vida que han demostrado ser muy eficaces (reducción de 58% después de 3 años).

  • El seguimiento de los tres grandes estudios de intervención de estilo de vida han demostrado una reducción sostenida de la tasa de prevención de DM2: Reducción del 43% a los 20 años en el estudio "Da Qing Study".
  • Reducción del 43% a los 7 años en el Estudio Finlandés de Prevención de la Diabetes “Finnish Diabetes Prevention Study” (DPS).
  • Reducción del 34% a los 10 años en US. “Diabetes Prevención Program Outcomes” (DPPOS).

Un modelo de costo-efectividad sugiere que las intervenciones sobre estilo de vida, Programa de Prevención de la Diabetes (DPP) son rentables. Los datos reales de costos DPP y DPPOS también confirman esto.

Teniendo en cuenta los resultados de los ensayos clínicos y los riesgos conocidos de progresión a diabetes, las personas con un nivel de A1C 5,7-6,4% (39 a 46 mmol/mol), con intolerancia a la glucosa, o con alteración de la glucosa en ayunas se les debe de aconsejar sobre los cambios de estilo de vida con objetivos similares a los de la DPP (la pérdida de peso del 7% y la actividad física de intensidad moderada de al menos 150 min/semana).

Nutrición

La evidencia apoya la importancia de mantener una dieta saludable con el fin de prevenir la diabetes.

A diferencia de las recomendaciones anteriores centradas en la simple reducción total de la grasa de la dieta y consumo de colesterol, evidencias más reciente argumentan en contra de los efectos preventivos de bajar la ingesta de colesterol y que la calidad de grasas que se consumen en la dieta es más importante que la cantidad total de grasa en la dieta.

Por ejemplo, el trabajo reciente apoya la Dieta Mediterránea, que es relativamente rica en grasas monoinsaturadas, como medio para ayudar a prevenir la DM2.

Los estudios que evalúan las recomendaciones del índice glucémico de los carbohidratos han sido inconsistentes; ahora bien, hay datos que sugieren que el consumo de una dieta enriquecida con granos enteros es útil en la prevención DM2.

Finalmente, el aumento del consumo de frutos secos y granos enteros en el contexto de una dieta alta en verduras y frutas enteras ha sido correlacionado con la reducción de riesgo de diabetes.

Actividad Física y Ejercicio

La actividad física y el ejercicio son importantes para las personas con diabetes pero también se ha evaluado su interés para la prevención de la diabetes.

La actividad física es en general un término que abarca todo tipo de actividad, mientras que el ejercicio se refiere a algo estructurado o actividades planificadas.

De forma aislada, el ejercicio y la actividad física han sido validados para prevenir o retrasar el desarrollo de diabetes como parte de un enfoque integral en la modificación del estilo de vida. Estos estudios sugieren que mientras que los programas de tratamiento de ejercicio pueden no reducir el peso corporal, los programas con intensidad han demostrado que disminuye el riesgo de diabetes. Por lo tanto, los profesionales de la salud deben informar a los pacientes en riesgo de estos beneficios, con el fin de motivarlos a realizar actividad física de forma regular y de intensidad moderada.

El ejercicio moderado, como caminar a paso ligero u otras actividades de intensidad equivalente, se ha observado también que mejoran la sensibilidad a la insulina y reducen la grasa abdominal en niños y adultos jóvenes. El DPP incluye 150 min/semana de ejercicio de intensidad moderada y mostró efecto beneficioso sobre la glucemia en los pacientes con prediabetes.

Tanto el entrenamiento de resistencia y ejercicio de resistencia parecen tener efectos beneficiosos en la circunferencia de la cintura, la sensibilidad a la insulina, y por lo tanto, en el riesgo de tener diabetes.

Los efectos preventivos de ejercicio parecen extenderse también a la prevención de la diabetes mellitus gestacional (DMG).

Prevención de la Enfermedad Cardiovascular

Las personas con diabetes a menudo tienen otros factores de riesgo cardiovascular, como la obesidad, hipertensión y dislipidemia y están en mayor riesgo de eventos de enfermedad cardiovascular. El tratamiento para las personas con prediabetes será el mismo que para la población general, mayor vigilancia, e identificar y tratar estos y otros factores de riesgos (por ejemplo, fumar).

Ofrecer asistencia tecnológica en la modificación del estilo de vida

La tecnología puede ser un medio eficaz. Los estudios iniciales han validado los contenidos basados en DVD. Esto ha sido corroborado en una población de pacientes de atención primaria.

Estudios recientes donde se entregan contenidos de ayuda a través de pequeños grupos virtuales en Internet, impulsados por redes sociales, teléfonos y otros dispositivos móviles, y aplicaciones móviles para la pérdida de peso y la prevención de la diabetes, han sido validadas por su capacidad para reducir la A1C en el ajuste de prediabetes.

Educación y apoyo

Las normas para el autocontrol de la diabetes, educación y apoyo de las personas con diabetes, también se pueden aplicar a la educación y el apoyo a la persona con prediabetes. Actualmente, hay barreras importantes para la prestación de educación y apoyo a las personas con prediabetes.

Sin embargo, las estrategias para apoyar el cambio de comportamiento con éxito y los comportamientos saludables recomendados para las personas con prediabetes son comparables a los de la diabetes.

Aunque sigue siendo una barrera el reembolso, los estudios muestran que la educación para el autocontrol de la diabetes y el apoyo es una importante ayuda en prediabetes para el desarrollo y mantenimiento de conductas que pueden prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad.
 

Normas de Atención Médica en Diabetes-2016
Cambios generales(más detallados en cada apartado)

  • "Diabética"
    En línea con la posición de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), la palabra "diabética" ya no será utilizada para referirse a las personas con diabetes en las "Normas de Atención Médica en Diabetes." La ADA continuará utilizando el término "diabética" como un adjetivo para las complicaciones relacionadas con la diabetes (retinopatía diabética, por ejemplo).
     
  • Clasificación y Diagnóstico de la Diabetes
    El orden y la discusión de las pruebas diagnósticas (glucosa en ayunas en plasma, 2-h de glucosa en plasma después de una prueba de tolerancia oral a la glucosa de 75 g, y los criterios de A1C) han sido revisados ​​para dejar claro que se prefiere no a una prueba sobre otra para el diagnóstico.
     
  • Cribado
    Para aclarar la relación entre la edad, el IMC y el riesgo para la DM2 y prediabetes, la ADA revisó las recomendaciones de cribado. La recomendación es hacer cribado a todos los adultos a partir de los 45 años de edad, independientemente del peso.
    Las pruebas también se recomiendan para adultos asintomáticos de cualquier edad que tienen sobrepeso o son obesos y que tienen uno o más factores de riesgo para la diabetes.
     
  • La prevención o retraso de la DM2
    Para reflejar la evolución del papel de la tecnología en la prevención de la DM2, se añadió una recomendación, fomento del uso de nuevas tecnologías, como las aplicaciones y los mensajes de texto, que afectan a la modificación del estilo de vida para prevenir la diabetes.
     
  • Objetivos glucémicos
    Debido al creciente número de adultos mayores con diabetes insulino-dependientes, la ADA añadió la recomendación de que las personas que utilizan bombas de monitorización continua de glucosa e insulina deberían tener acceso después de cumplir los 65 años de edad.
     
  • "La enfermedad cardiovascular aterosclerótica" (ASCVD) ha sustituido a la antigua expresión "enfermedad cardiovascular" (ECV), ASCVD es un término más específico.
     
  • Para reflejar la nueva evidencia sobre el riesgo ASCVD entre las mujeres, la recomendación de considerar la terapia con aspirina en mujeres de > 60 años se ha cambiado para incluir a las mujeres de edades ≥ 50 años.
     
  • Las complicaciones microvasculares y cuidado de los pies
    "Nefropatía" se ha cambiado por "enfermedad renal diabética" haciendo hincapié en que, mientras que la nefropatía puede provenir de una variedad de causas, se pone la atención en la enfermedad renal que está directamente relacionada con la diabetes.
     
  • Adultos Mayores
    El alcance de esta sección es más amplio, recoge los matices del cuidado de la diabetes en la población adulta mayor. Esto incluye la función neurocognitiva, la hipoglucemia, los objetivos del tratamiento, la atención en centros de enfermería especializada / hogares de ancianos y las consideraciones de fin de vida.
     
  •  Niños y Adolescentes
    El alcance de esta sección es más amplio, recoge los matices del cuidado de la diabetes en la población pediátrica. Esto incluye nuevas recomendaciones que abordan la educación para el autocuidado y el apoyo, los problemas psicosociales, y las pautas de tratamiento para la DM2 en los jóvenes.
    La recomendación para obtener un perfil de lípidos en ayunas en niños a partir de 2 años de edad se ha cambiado a la edad de 10 años, sobre la base de una declaración científica sobre la DM 1 y la enfermedad cardiovascular de la American Heart Association y la ADA.
     
  • Gestión de la Diabetes en el Embarazo
    En las nuevas recomendaciones sobre la diabetes pregestacional, diabetes mellitus gestacional, y los principios generales para la gestión de la diabetes en el embarazo, se añadió una nueva recomendación para poner de relieve la importancia de discutir la planificación familiar y la anticoncepción eficaz con las mujeres con diabetes previa.
    Se cambiaron las recomendaciones de A1C para las mujeres embarazadas con diabetes, a partir de una recomendación de <6% (42 mmol / mol) a un objetivo de 6 a 6,5% (42 a 48 mmol / mol), aunque dependiendo del riesgo de hipoglucemia el objetivo puede ser estricto o más permisivo.

Documento original:
http://care.diabetesjournals.org/site/misc/2016-Standards-of-Care.pdf