General   Fundación para la Diabetes

Progresos en la investigación diabetológica

Compartir: 
Dra. Anna Novials Por: Dra. Anna Novials
Endocrinóloga del Hospital Clinic de Barcelona.
Fecha:

Durante décadas, los médicos e investigadores dedicados a la diabetes están buscando la forma de suplir las células productoras de insulina, las cuales son destruidas por un ataque del propio sistema inmunológico del paciente, como es bien conocido en el caso de la diabetes del tipo 1 (DM1). En este sentido no se ha llegado todavía a la curación de la diabetes puesto que no se conocen con exactitud los mecanismos por los cuales se produce la alteración inmunológica. No obstante, la nueva visión que ofrece la investigación biológica juntamente con los procedimientos quirúrgicos, nos abren nuevas perspectivas para la curación de la diabetes.

Según datos del Registro Internacional de Trasplante de Páncreas (IPTR), son más de 25.000 los trasplantes de páncreas realizados en todo el mundo. En España en los últimos 25 años se han realizado casi 1.000 trasplantes de páncreas entero. A pesar del éxito del procedimiento en cuanto a la supervivencia de la funcionalidad pancreática a largo plazo, los pacientes deben seguir un tratamiento inmunosupresor de por vida, con los efectos adversos secundarios al mismo.

Ocasionalmente aparece el rechazo del páncreas y en general se reserva para los pacientes con insuficiencia renal a los cuales se les practica un doble trasplante de órganos (páncreas y riñón). Por consiguiente el trasplante de páncreas, esta lejos de ser la curación.

El trasplante de islotes pancreáticos es un procedimiento clínico mucho más simple y que requiere un tratamiento inmunosupresor menos toxico. Los datos publicados hasta la actualidad demuestran que el trasplante tiene éxito durante el primer año, pero los islotes van perdiendo su funcionalidad a lo largo del tiempo, de manera que a los 5 años tan solo el 5% de los pacientes trasplantados permanecen libres de tratarse con insulina, es decir sin necesidad de utilizar dosis diarias de la hormona. Otras aproximaciones interesantes que están en investigación van desde la elaboración de micro capsulas para proteger los islotes pancreáticos del rechazo inmunológico, hasta la implantación de los xenotrasplantes, que significa trasplantar islotes de un páncreas animal (cerdo) al hombre y de esta manera poder tener un numero ilimitado de células para trasplantar. No obstante, la tolerancia inmunológica es un obstáculo a vencer. El trasplante de islotes en general, no deja de ser una alternativa de sustitución de la insulina pero los procedimientos técnicos de obtención de islotes así como el tratamiento inmunosupresor deberán mejorar para evitar el fracaso del trasplante.

Las células madre, adultas o embrionarias representan otra dirección en la búsqueda de nuevos tratamientos para la curación de la diabetes. Mediante métodos in Vitro, es decir en el tubo de ensayo del laboratorio, se ha logrado que una célula madre pueda diferenciarse a una célula productora de insulina. Este es el primer logro que la ciencia nos ofrece actualmente. El siguiente paso será poder comprobar que dichas células son seguras y eficientes, es decir que no tengan potencial tumoral y que produzcan suficiente insulina para controlar los niveles de glucosa. Finalmente será necesario comprobar en estudios ya de aplicación clínica la supervivencia de las mismas, puesto que no sabemos si podrán funcionar en un organismo humano. El primer paso en el tubo de ensayo está hecho, pero necesitamos abordar lo más importante que es la seguridad y la efectividad para nuestros pacientes.

Pero las células madre no son la única opción, existe un amplio campo de investigación en cuanto a la biología regenerativa. Existe la posibilidad de que las células residuales de un páncreas puedan ser regeneradas y de esta manera poder recuperar una parte de la masa celular perdida, ya sea por un proceso de destrucción inmunológico característico de la diabetes tipo 1, como por un proceso de muerte celular por apoptosis típico de la diabetes tipo 2. La medicina regenerativa en este sentido está en sus inicios, pero es un campo para el futuro de la investigación diabetológica.

En general, el concepto de curación de una enfermedad pasa por aplicar un tratamiento que vaya dirigido a la causa principal que la produce. Desconocemos todavía la causa real de la diabetes, pero sí que sabemos que el trastorno inmunológico que se produce es fundamental para la destrucción de las células productoras de insulina. La interrupción del proceso de destrucción autoinmune es un campo trascendental y evidentemente existe mucha investigación al respecto. Se han probado tratamientos con anticuerpos específicos contra dianas inmunológicas, sin los resultados esperados. En fase de experimentación animal se encuentran nuevos tratamientos basados en la nanotecnologia, las nanovacunas, que seran un reto para la curación de la enfermedad.

Un nuevo estudio acaba de ser publicado por el grupo del Dr. Voltarelli en la prestigiosa revista JAMA (Abril 2009). Los autores demuestran que mediante un autotrasplante de medula ósea del propio paciente se consigue revertir la diabetes en fases iniciales de la enfermedad. El 50 % de los pacientes permanecen libres de insulina con efectos adversos mínimos, al menos durante los 30 primeros meses, que son los que llevan de observación en el estudio. El interés de este tratamiento reside en que se para el proceso de agresión inmunológica y este fenómeno da lugar hipotéticamente, a que se regeneren de nuevo las células pancreáticas residuales. A pesar de que hay que interpretar los resultados de este estudio con gran precaución, es obvio que se abre una nueva perspectiva terapéutica que necesitará valorar los datos con más seguridad, eficacia y supervivencia a lo largo del tiempo.


Artículo publicado en el boletín INFODIAB de mayo de 2009 de la Fundación para la Diabetes.