Consulta al experto   Fundación para la Diabetes

Consultas ya resueltas

Compartir: 

Envía tu pregunta

  Hola, buen día. Soy estudiante de psicología y me gustaría conocer detalladamente cuáles son las etapas que se presentan en esta enfermedad, cuáles son las afectaciones emocionales y conductuales en cada etapa y cómo afectan al estilo y calidad de vida de ellos y su familia. Sería de mucha ayuda para mí si pudiera responderme. ¡Muchas gracias!

Estimado futuro colega.

Me alegro de tu interés por esta patología. Creo que los psicólogos tenemos un papel importante a desempeñar para ayudar a controlar la diabetes a las personas que la sufren.

Sin embargo debo decirte que tu pregunta es excesivamente amplia y, por ello, difícil de contestar.

Aunque poco a poco se reconoce el impacto recíproco que tienen la diabetes y los factores psicosociales, todavía la bibliografía es escasa.

En todo caso, si yo estuviera en tu lugar empezaría por el libro Psicología Práctica en Diabetes, cuyos editores son: Bárbara J. Anderson y Richard R. Rubin editado en 2003 por la Asociación Americana de Diabetes.

Mucha suerte.

Fecha: 25/09/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Sencillamente, ¿cómo puedo ayudar a mi pareja que padece diabetes tipo 1? Quiero nutrirme de conocimientos, saber más sobre la enfermedad. Muchas veces, con amor, intento "limitarla" con las comidas, o, por ejemplo, no proponer ir a tomar un helado pese a que yo tenga ganas. Pero por otro lado,no quiero ser su "controlador" ni que se enfade o se sienta invadida. Desde lo psicológico debe ser durísimo para quien lo padece, me pongo en su lugar y me da mucha tristeza el saber que la jeringa la acompaña durante toda su vida. Simplemente QUIERO COLABORAR con ella, saber cómo actuar, cómo manejar el tema para que no sea "una carga", poder naturalizarlo. Demostrarle que sí me preocupo, pero a su vez que no se sienta presionada o invadida. Espero que se entienda a lo que quiero apuntar y desde ya les agradezco mucho el aporte que me puedan brindar. MUCHAS GRACIAS, ¡saludos desde Buenos Aires!

Con frecuencia, los que están cerca de una persona con diabetes desean comprometerse sin reservas en ayudarle.

Ciertamente es muy loable y digno de agradecer. Te lo aseguro. En general, es muy reconfortante saber que en la tarea del autocuidado no estás solo, que puedes contar con personas que realmente te quieren y te apoyan.

Comentas que quieres adquirir conocimientos para ayudarla. Sin duda ese es el camino. Cuanto más sepas sobre su diabetes, más eficaz será tu ayuda.

En mi opinión, las dos mayores dificultades con las que puedes toparte son:

-La dirección en la que debería ir tu ayuda

-La intensidad de la misma.

Es fácil caer en la trampa de convertir el compromiso en “persecución” o acabar siendo una “extensión” de su médico en el ámbito familiar. Créeme, no es buena idea.

En la vida con diabetes no es fácil mantenerse comprometido siempre al 100%, por lo que no puedes esperar que tu pareja lo haga. Es probable que, si cada vez que decida comer algo estás ahí para criticar su comportamiento, acabe por convertir la diabetes en fuente de conflicto entre vosotros. La  consecuencia es que tu disposición a colaborar no le ayudará, sino que os alejará el uno del otro.

Mi sugerencia es que le comentes que deseas ayudarle y que habléis sobre qué puedes hacer por ella, en qué aspecto desea que colabores.

Desde mi experiencia funciona bien realizar un pacto de sinceridad: Ella se compromete a pedirte ayuda siempre que la necesite (no es fácil cumplirlo) y tú puedes hablarle de tus preocupaciones. Debe ser un pacto revisable, del que podáis hablar con tranquilidad cada cierto tiempo.

Pero recuerda, no es lo mismo decir: “Ya sabes que eso no debes comerlo” que decir: “Me preocupa ver que comes eso que no te conviene”.

En todo caso, no olvides que lo que necesita de ti, por encima de todo, es tu cariño. Personal sanitario tiene de sobra.

Un abrazo.

Fecha: 11/08/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Hola, quería saber cómo ayudar a mi hermano, que hace 1 semana fue diagnosticado de diabetes. Ya tuvimos una mala experiencia con la diabetes de mi abuela que murió a causa de esta enfermedad. La verdad quedamos atónitos porque él es el que más se cuidaba y no es sedentario para nada. Desde ya, muchas gracias. Saludos, Rocío

Hola Rocío

Primero quería decirte que tu hermano tiene mucha suerte de tenerte.

  1. También quería compartir contigo el hecho de que, cuando se diagnostica a una persona de diabetes, con mucha frecuencia se suelen tener creencias equivocadas. Algunas son:Se confunde la diabetes TIPO 1 con la diabetes TIPO 2. A pesar de compartir el término “Diabetes”, tienen distinto origen y precisan distinta forma de proceder. Es fundamental conocer la diferencia.
  2. Si se conoce a alguien que le fue mal (como es el caso de vuestra abuela), se tiende a pensar que va a ocurrir lo mismo. Pero casi nunca es así (existen demasiadas diferencias entre tu abuela y tu hermano: Edad, estilo de tratamiento de hace unos años a ahora, tipo de diabetes… Por ello os sugiero que evitéis caer en la tentación de pensar que “se ha iniciado la cuenta atrás”.
  3. No siempre (de hecho en la Diabetes Tipo 1, nunca) el no cuidarse es el causante de la aparición de la patología.

Todas estas cuestiones (y otras muchas) iréis aprendiendo poco a poco.

Entra dentro de lo previsible que tu hermano y todo su entorno estéis ahora desbordados, sorprendidos, angustiados, tristes… Por mi parte quisiera deciros que la diabetes es una enfermedad crónica muy llevadera y que, sabiendo lo que hay que saber de ella, no le va a impedir a tu hermano continuar con su proyecto de vida. Eso sí, ahora tendrá que tener presente los condicionantes que impone la diabetes, pero que, en absoluto, le harán cambiar su rumbo (a no ser que así lo desee).

La diabetes, a pesar de ser un incordio, es una patología que puede amoldarse al estilo de vida personal siempre que se tengan los conocimientos suficientes, se contemplen determinadas reglas de juego y se disponga de una “fuente de energía” potente (personal y de ayuda de quienes te rodean).

Hace unos años escribí un libro que quizás le convenga leer ahora. Lo puede descargar gratuitamente en formato digital en esta dirección: http://www.fundaciondiabetes.org/general/material/49/te-acaban-de-decir-que-tienes-diabetes

Antes de dejarte invadir por el miedo, concederos un tiempo razonable (unos meses) para ver cómo es la cara de la diabetes. Veréis cómo, aunque fea, no es tan terrible como os la imagináis ahora. Millones de personas convivimos cada día con ella.

Una última sugerencia: Antes de creeros todo lo que encontréis en internet, contrastarlo con su médico. Cada persona es un mundo y nadie mejor que él conoce la forma que toma la diabetes en tu hermano en concreto.

Me quedo a vuestra disposición para lo que necesitéis.

Un abrazo.

Fecha: 03/07/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Buenos días, A mi marido le han detectado diabetes tipo I hace un año. Se lo diagnosticaron 3 días después de nuestra boda, estábamos de vacaciones y le ingresaron en el hospital de inmediato porque tenía el nivel de azúcar desbordado. Siento que nos exageraron demasiado las cosas, nos bombardearon a información, y yo solo pensaba en que le quedaba años contados de vida. Él llevaba casi 4 meses mal, había bajado 10 kg y tenía todos los síntomas, pero todavía no entiendo qué nos pasó que lo ignoramos. Estábamos planificando nuestra boda y echábamos la culpa al estrés que nos provocaba. Aun así, es la persona más responsable del mundo. Ha rechazado comer todo lo que contenga dulce en exceso, se controla con la comida, aunque los niveles de azúcar son irregulares dependiendo del día. Ahora, me he quedado embarazada, y el miedo, la angustia y el dolor ha vuelto más que nunca… Estoy todo el día con el miedo de que le pase algo, de que su vida sea más corta que la mía, de que me deje sola criando a nuestro hijo. Realmente es la persona con la que quiero pasar el resto de mi vida, y el dolor de perderlo me está quitando el sueño. Daría cualquier cosa para que esto no hubiese pasado nunca.

Estimada amiga

Lo peor que tiene la diabetes, no es la diabetes en sí, sino la lectura que se hace de la misma. Una lectura que está muy condicionada por la imagen que se tiene de ella.

En tu caso, parece ser que es una imagen terrible y eso ha hecho que se reactiven tus miedos. Es lógico que, el cambio de vida (ser padres) genere incertidumbres, pero, opino que no es práctico dejarse invadir por los "fantasmas del futuro". La mejor manera de afrontar la vida con diabetes es formándose, aprendidendo en el día a día y comprometiéndose con el autocuidado. Veo que estáis en ese camino.

Respecto al diagnóstico, es cierto que muchas veces va asociado a una situación importante de estrés (bueno o malo): una enfermedad, el cambio de domicilio, una oposición... una boda. Pero no es menos cierto que la diabetes ya estaba, sólo que no se había manifestado hasta entonces (esas cosas os las explicarán mejor el equipo que realiza el seguimiento de tu marido).

Sobre la paternidad con diabetes, lo que te puedo decir es que me han dado hipoglucemias en los veintitantos años que llevo con diabetes, pero las que menos me importaron fueron aquellas producidas por estar doblado ayudándole a andar a mis hijos... ¡Eso sí! que lleve siempre azucarillos a mano por si acaso.

Créeme la diabetes no es tan terrible. Te invito a que veas este vídeo por si te puede ayudar:  

https://www.youtube.com/watch?v=tDVEBlub-ls

Un beso para ti y enhorabuena a los dos.

Fecha: 12/06/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Hola, buen día, soy el que preguntó respecto a qué técnicas psicológicas emplear cuando hay una hipoglucemia asintomática, ya indagando en profundidad en el caso y ya con resultados obtenidos en pruebas (s.yo demandan, excesivo control de impulso, refugio en la fantasia, sobreproteccion, etc), descubrí que el adolescente ha caído en una "procrastinación diabética", no sé si así se pudiera llamar, pero el manejar los "deberes" (debo chequearme, debo inyectarme, debo hacer ejercicio, debo hacer mis colaciones...) aunado a los deberes de la escuela y que está pasando por la adolescencia, con todos los cambios físicos, cognitivos y emocionales... Y mi pregunta es: ¿Qué técnica me recomienda para abordar los "DEBES" para hacer que sean "UN QUIERO"?

Hola amigo,

Entiendo que eres colega y que trabajas con adolescentes.

Creo que la primera premisa que se debe tener es que, salvo raras excepciones, ninguna persona (incluidos los adolescentes) desean tener mal controlada la diabetes (a veces sus actitudes nos hacen pensar lo contrario). 

Yo creo que la mejor manera de trabajar con adolescentes es el evitar los discursos y mucho más los paternalistas o los de intentar provocar el miedo a complicaciones futuras. Ciertamente, en esas situaciones, tienden a "bajar la persiana" ante esos discursos y esperar a que "escampe". Como sabes, un adolescente se caracteriza por lo “lejano” que ve cualquier futuro y por el sentimiento de “a mí no me va a pasar”.

Considero que la mejor forma de trabajar con ellos es invitándoles a HACER cosas. Es una buena idea utilizar estrategias activas que le obliguen a escribir, a dibujar, a reflexionar... Creo que así se colocan en una actitud favorable para el cambio.

El segundo paso podría ser invitar a que plantee objetivos plausibles para él. Yo suelo decirles: "Engáñame y plantéate algo que estés seguro de poder lograr". Si está en la dirección de la mejoría, el sentirse capaz de hacerlo le reforzará la relación que existe entre el esfuerzo y el logro y se podrá plantear objetivos futuros.

El "arte" está en que el cambie de actitud y tire de su propio carro de la diabetes, Para ello se debe sentir capaz y apoyado (acompañado en el proceso).

Si eres psicólogo o si trabajas en la consulta de enfermería, te sugiero el libro: "200 tareas en terapia breve" de M. Beyebach y M Herrero de la Vega. ED. Herder 2012. Creo que en él encontrarás muchas "pistas" para trabajar con ellos.

Un abrazo

Fecha: 01/06/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Cuando hay una hipoglucemia asintomática por estrés debido al estricto control, ¿qué técnicas o corrientes psicológicas recomiendan para abordar al adolescente?

No estoy seguro de entender la pregunta. Lo que entiendo es lo siguiente: Parece ser que hay un adolescente que pone mucho énfasis en mantener un control estricto de su diabetes. Eso le crea estrés.

Parece ser que ese estrés le provoca hipoglucemias que no percibe.

Me entra la duda de si es el estricto control lo que hace que haya perdido la sensibilidad a percibir hipoglucemias o si es el estrés lo que le provoca hipoglucemias que, por otro lado, no percibe.

Entendiendo que es el estricto control lo que hace que haya perdido la capacidad de detectar hipoglucemias, su médico deberá tomar las decisiones oportunas. A veces se relaja el objetivo glucémico con el fin de volver a percibir los síntomas cuando haya hipoglucemia.

Por otro lado, si me dices que el tener objetivos tan estrictos de control hace que esté tenso, quizás habría que plantearse la “lectura” que hace el adolescente de su situación. A veces se magnifica en exceso el control, pero en la adolescencia aparecen elementos (hormonas de crecimiento, etc.) que hacen más difícil el control y entonces se puede preocupar al comprobar que, por mucho que se esfuerce no es capaz de controlar la diabetes. En ese sentido le podría ayudar la orientación cognitiva que analiza y gestiona aquellos pensamientos (irracionales y automáticos) que condicionan su manera de sentir y de actuar.

Por el contrario, si se trata de una persona que tiende a la tensión, quizás estrategias y ejercicios de relajación le podrían ser de gran utilidad.

Siento no ser más concreto en la respuesta, quizás si reformularas la pregunta o la explicaras un poquito más podría aportarte más orientaciones.

Un saludo

Iñaki

Fecha: 23/05/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).