Consulta al experto   Fundación para la Diabetes

Consultas ya resueltas

Compartir: 

Envía tu pregunta

  Tengo un familiar que, a pesar de informarle inicialmente sobre diagnóstico de diabetes, no está dispuesto a realizar ninguna prueba adicional y no quiere saber de tratamientos, pero sus niveles son demasiado altos. Los resultados de sus exámenes indican que tiene glicemia de 362 mg/dl (trescientos sesenta y dos mg/dl) y glucosa de 5.400 mg/dl (si lo sé, parece ilógico quizás, pero son cinco mil cuatrocientos mg/dl). Mi pregunta es: ¿Cuál sería la recomendación para apoyar su tratamiento como familiar? Igualmente nos interesaría conocer la gravedad en no tomarlo inmediatamente. Gracias por su amable apoyo.

Estimado familiar:

Basándome en la "urgencia" y la preocupación que presesntan ustedes, entiendo que la diabetes es de reciente diagnósitico.

Muchas personas con diabetes tipo 2, en esos momentos, no son conscientes de la importancia del diagnóstico. Hay dos factores, entre otros, que alimentan esa actitud de "no es para tanto": Por un lado la diabetes es una patología que no duele ni genera un malestar intenso. Sabemos que el dolor nos avisa de que el organismo está en peligro, pero como no duele, es dificil darse cuenta de ello. Si tiene diabetes tipo 2 posiblemente las indicaciones terapéuticas estén basadas en la alimentación y el ejercicio. De hecho, es posible que al principio no le hayan prescrito ningún medicamento.  Eso hace que se le reste gravedad.

Así, sólo una buena educación diabetológica puede ayudaros a encuadrar correctamente lo que es tener diabetes. Os sugiero insistir en ello al equipo terapéutico encargado de hacerle el seguimiento.

Por último quisiera comentar la suerte que tiene vuestro familiar de contar con personas como vosotros que se preocupan y se ocupan de él.

Un fuerte abrazo.

Fecha: 04/11/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Tengo 36 años. Hace 6 me dijeron que era prediabética e hice caso omiso. Volví a hacer exámenes y me salió la hemoglobina glicosilada en 10,41. Estoy muy deprimida, tengo miedo de morir y necesito mejorar. Ayúdeme, quiero una cita con un experto.

Estimada amiga.

No soy médico, pero creo que con esa hemoglobina caben pocas discusiones sobre si tienes o no diabetes.

Respecto a tus temores quisiera decirte que, hasta la fecha, no has iniciado tratamientos para controlar tu diabetes. Créeme, cuando lo hagas, verás como se va normalizando y ese miedo a morir, al menos en principio, debería ir desapareciendo. 

Ciertamente el tener diabetes exige que prestes atención a una serie de cuidados, pero no son limitantes para tu vida. Hasta que aprendas a manejarla tendrás la sensación de estar en peligro como se tiene cuando se inicia un camino desconocido, pero cuando la conozcas, ajustarás ese miedo a la realidad y verás como no es tan grave. Sé que se puede tener diabetes y ser feliz. No me cabe duda. Ten un poco de paciencia y lo comprobarás por ti misma.

Mientras tanto, por si te ayuda, yo llevo 25 años con diabetes y soy feliz.

Un fuerte abrazo cariñoso y solidario.

Fecha: 31/10/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Hola, buenos días. Tengo varias cuestiones a las cuales, después de 37 años de diabetes, lo que viene siendo toda mi vida, he intentado dar solución, pero nunca he llegado a poder dársela. La primera es sobre una vida laboral caótica. Me explico, durante muchísimos años ninguna empresa ha querido que mi actividad siguiera en la misma, siempre han alegado fin de contrato, pero otras personas normales sí continuaban y, casualmente, mis ceses siempre coinciden con épocas de analíticas o revisiones con mis médicos o cuando he sufrido algún tipo de hipoglucemia. Lo que vengo a decir es que ninguna empresa quiere complicaciones en la misma, la mayoría de las veces no se hacen cargo de tu problema y al final acabas en el paro de tal manera que nunca consigues una estabilidad laboral. Yo soy un claro ejemplo de haber trabajado en muchísimas empresas y jamás he conseguido una estabilidad, por lo tanto sin futuro. Lo mas preocupante es que, de seguir así mi situación, no podré jamás jubilarme, con las respectivas consecuencias. Solicité hace años al asistente social una entrevista con el tribunal medico de Alicante y, revisado mi caso, se me concedió justo el 33% de minusvalía, pero no me sirve de nada porque no percibo ningún tipo de ayuda, solo vagas asistencias, como no pagar impuesto de circulación, etc. y como consiguiente sigo sin tener estabilidad ni futuro. Debido a mi inestable vida laboral decidí sacar un FP medio en gestión de empresas, pero tampoco me ha servido de mucho. Quiero decir que en el tema laboral mi diabetes me ha complicado muchísimo la existencia y, como ustedes comprenderán, sin dinero no se puede vivir ni salir adelante, y esa es mi situación. La segunda cuestión es de origen sexual y me afecta a mí y a mi pareja. Aleatoriamente, con la edad he empezado a generar micosis, con las consecuentes dolencias que percibo yo y en algún caso percibió mi pareja. Me he tratado de todas las maneras pero ningún remedio ha sido efectivo. Consigo frenarlo, pero como he dicho, aleatoriamente vuelve a aparecer y no sé que solución darle ya. Y esto también es preocupante porque afecta a mi vida sentimental. Como ustedes ven, tanto mi vida laboral como la personal están afectadas por mi enfermedad y quiero recalcar que soy una persona muy ordenada y que llevo mi diabetes bajo estricto control. Pero los años me están pasando factura y empiezo a caer en depresión, necesito saber a qué puertas llamar y a quién acudir para solucionar mi vida, porque de seguir asé, no tiene futuro. Con esto he terminado, solo espero que me puedan ayudar, y darles las gracias de antemano.

Hola amigo.

Parece que te encuentras en un estado de malestar significativo y que culpas a tu diabetes de todas tus desgracias.

No te conozco y no sé cómo de mal te ha ido la vida, pero me gustaría que hiciéramos esta reflexión:

Existen muchas personas con diabetes. A algunas les va mal en el trabajo, a otras, regular y a otras estupendamente. Si la culpa fuera exclusivamente de la diabetes, ¿no crees que a todos les iría igual de mal? Por tanto, no solo depende del hecho de tener diabetes. Creo que influye también la forma en que cada uno "leemos" el hecho de tenerla.

Leyendo entre líneas (y perdona por hacerlo  ya que no te conozco lo suficiente) da la sensación de que te encuentras en una trampa sin salida.

Creo que es la siguiente: "La culpa de lo malo que me pasa es de la diabetes. Como no puedo hacer nada para que desaparezca, tampoco puedo hacer nada para mejorar mi situación, ya que sólo mejoraría si no la tuviera".

Si te encuentras así, quizás te convenga que un psicólogo te ayude a encontrar una salida. Al fin y al cabo tienes que volver a "aduñearte de tu destino", que dependa de ti. Solo entonces podrás hacer algo por cambiar.

Respecto a la micosis, desconozco qué hacer. Sólo sé que si fuera mi caso, me pondría en manos de mi médico para que me asesorara.

De verdad, te deseo mucha suerte y te sugiero que cambies el "si no tuviera diabetes, todo me iría mejor" por el "¿qué puedo hacer yo para mejorar mi calidad de vida?". En la primera afirmación no puedes hacer nada ya que no depende de ti el tener o no diabetes. En la segunda, sí. Ya has empezado escribiendo esta consulta. Por mi parte te sugiero que busques a un profesional para que te ayude a encuadrar el significado que tiene para ti el hecho de tener diabetes.

Fecha: 24/10/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Buenos días, tengo una hemoglobina de 6,1 y tengo 36 años, ¿creéis que es posible que me baje? Si es así, ¿me podríais orientar un poco sobre cómo organizarme? He pasado por una situación bastante traumática como es la perdida familiar de mis padres y necesito ser capaz de controlar esto, si hubiese algún centro al que poder dirigirme lo agradecería. Muchas gracias por todo.

Estimado amigo,

La "hemoglobina" es un buen indicador para que sepas cómo llevas tu control de tu diabetes, pero no es el único.

Te hablo como paciente y lo que me dice mi médico es que importa mucho la forma en que se llega a esa cifra; si ha sido a base de muchas hipoglucemias o si el perfil de la glucosa es más o menos estable. Sigo hablándote como usuario, con esa hemoglobina me daría por satisfecho, pero quizás deberías contrastarla con tu médico .

Ahora quisiera hablarte desde mi condición de psicólogo. Así debo decirte que, cuando se tienen reveses en la vida, es lógico que uno tenga la sensación de perder el control de las cosas. Desconozco lo que te ha llevado a dudar de que estés controlando tu diabetes, pero no sería extraño que una temporada estuviera alterada. Mi consejo es que, sin perderla de vista porque eso supondría otro revés añadido, creo que es momento de dejarla en un segundo plano y de orientar tus energías a "reconstruir tu vida" de nuevo.

Un fuerte abrazo,

Iñaki.

Fecha: 03/10/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Hola, buen día. Soy estudiante de psicología y me gustaría conocer detalladamente cuáles son las etapas que se presentan en esta enfermedad, cuáles son las afectaciones emocionales y conductuales en cada etapa y cómo afectan al estilo y calidad de vida de ellos y su familia. Sería de mucha ayuda para mí si pudiera responderme. ¡Muchas gracias!

Estimado futuro colega.

Me alegro de tu interés por esta patología. Creo que los psicólogos tenemos un papel importante a desempeñar para ayudar a controlar la diabetes a las personas que la sufren.

Sin embargo debo decirte que tu pregunta es excesivamente amplia y, por ello, difícil de contestar.

Aunque poco a poco se reconoce el impacto recíproco que tienen la diabetes y los factores psicosociales, todavía la bibliografía es escasa.

En todo caso, si yo estuviera en tu lugar empezaría por el libro Psicología Práctica en Diabetes, cuyos editores son: Bárbara J. Anderson y Richard R. Rubin editado en 2003 por la Asociación Americana de Diabetes.

Mucha suerte.

Fecha: 25/09/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).

  Sencillamente, ¿cómo puedo ayudar a mi pareja que padece diabetes tipo 1? Quiero nutrirme de conocimientos, saber más sobre la enfermedad. Muchas veces, con amor, intento "limitarla" con las comidas, o, por ejemplo, no proponer ir a tomar un helado pese a que yo tenga ganas. Pero por otro lado,no quiero ser su "controlador" ni que se enfade o se sienta invadida. Desde lo psicológico debe ser durísimo para quien lo padece, me pongo en su lugar y me da mucha tristeza el saber que la jeringa la acompaña durante toda su vida. Simplemente QUIERO COLABORAR con ella, saber cómo actuar, cómo manejar el tema para que no sea "una carga", poder naturalizarlo. Demostrarle que sí me preocupo, pero a su vez que no se sienta presionada o invadida. Espero que se entienda a lo que quiero apuntar y desde ya les agradezco mucho el aporte que me puedan brindar. MUCHAS GRACIAS, ¡saludos desde Buenos Aires!

Con frecuencia, los que están cerca de una persona con diabetes desean comprometerse sin reservas en ayudarle.

Ciertamente es muy loable y digno de agradecer. Te lo aseguro. En general, es muy reconfortante saber que en la tarea del autocuidado no estás solo, que puedes contar con personas que realmente te quieren y te apoyan.

Comentas que quieres adquirir conocimientos para ayudarla. Sin duda ese es el camino. Cuanto más sepas sobre su diabetes, más eficaz será tu ayuda.

En mi opinión, las dos mayores dificultades con las que puedes toparte son:

-La dirección en la que debería ir tu ayuda

-La intensidad de la misma.

Es fácil caer en la trampa de convertir el compromiso en “persecución” o acabar siendo una “extensión” de su médico en el ámbito familiar. Créeme, no es buena idea.

En la vida con diabetes no es fácil mantenerse comprometido siempre al 100%, por lo que no puedes esperar que tu pareja lo haga. Es probable que, si cada vez que decida comer algo estás ahí para criticar su comportamiento, acabe por convertir la diabetes en fuente de conflicto entre vosotros. La  consecuencia es que tu disposición a colaborar no le ayudará, sino que os alejará el uno del otro.

Mi sugerencia es que le comentes que deseas ayudarle y que habléis sobre qué puedes hacer por ella, en qué aspecto desea que colabores.

Desde mi experiencia funciona bien realizar un pacto de sinceridad: Ella se compromete a pedirte ayuda siempre que la necesite (no es fácil cumplirlo) y tú puedes hablarle de tus preocupaciones. Debe ser un pacto revisable, del que podáis hablar con tranquilidad cada cierto tiempo.

Pero recuerda, no es lo mismo decir: “Ya sabes que eso no debes comerlo” que decir: “Me preocupa ver que comes eso que no te conviene”.

En todo caso, no olvides que lo que necesita de ti, por encima de todo, es tu cariño. Personal sanitario tiene de sobra.

Un abrazo.

Fecha: 11/08/2017 | Tema: Aspectos psicológicos | Experto: Iñaki Lorente. Asesor en el área de Psicología de la Fundación para la Diabetes. Psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI).