Tratamiento con insulina

Sección realizada por: Esmeralda Colino | Endocrinólogo pediatra. Madrid
Ilustraciones: Lucrecia Herranz

Lectura previa Ver capítulo: ¿Qué es la insulina y cómo actúa?
El páncreas de una persona sin diabetes segrega una pequeña cantidad de insulina de manera continua a lo largo del día (secreción basal). Además después de una comida secreta una cantidad mayor para hacer frente a la sobrecarga de glucosa proveniente de la comida.

El objetivo del tratamiento insulínico es imitar la función de un páncreas de las personas sin diabetes.

La insulina que se utiliza actualmente es una insulina con la misma estructura química que la humana que se fabrica por técnicas de ingeniería genética.

La insulina hasta la actualidad no se puede tomar en forma de pastillas.

Tipos de Insulina


Insulinas de acción ultrarrápida.

Humalog®, Novorapid® o Apidra® son análogos de insulina de acción ultrarrápida. Los análogos de insulina son un tipo de insulinas con alguna modificación molecular que permite cambiar su comienzo de acción o su duración. Comienzan a ser activas a los 10-15 minutos de haberse pinchado. Su pico de actividad es a los 30-90 minutos y duran entre 3 y 4 horas. Su perfil de acción para cubrir las comidas es el más parecido a la insulina liberada por el páncreas de una persona sin diabetes.

Insulina de acción rápida.

También llamada insulina regular, soluble o cristalina. Son la Humulina Regular® y la Actrapid®. Comienza a ser activa a los 30-60 minutos de haberse pinchado. Su pico de actividad es a las 2-3 horas y su duración es de 5-7 horas. Se utiliza para cubrir las comidas, aunque su perfil de acción no se ajusta demasiado a la forma de actuar de la insulina liberada por el del páncreas de una persona sin diabetes.

Insulinas de acción intermedia.

Se emplean como insulina basal. Existen dos tipos diferentes:

Insulina NPH (Neutral Protamine Hagedorn) e insulina NPL. A la insulina humana se le ha añadido una proteína (protamina) para que su absorción sea más lenta, de esta manera su duración es de 10 a 13 horas. Tiene un aspecto turbio o lechoso. La parte turbia sedimenta en el vial o cartucho por lo que se debe mover el cartucho o vial para resuspender la insulina. Tiene un pico de acción entre 4 y 7 horas después de haberse pinchado y comienza a ser activa a la 1-2 horas. La insulina NPH es muy variable en su actividad de un día a otro, de ahí que sea muy importante moverla durante unos minutos antes de inyectarse. Para utilizarla como insulina basal hay que dar, en general, tres dosis al día.

Insulinas de acción lenta o prolongada.

  • Insulina Levemir®. Se trata de un análogo de insulina de acción intermedia que ha sido aprobado para su uso en España desde 2005. Es menos variable en su actividad que la insulina NPH y que la Lantus, y no tiene un pico de actividad marcado. Su duración es de hasta 24 horas.
  • El análogo de insulina retardado Lantus®. Disponible en España desde Diciembre de 2003, se trata de un análogo de insulina que dura 24 horas y que no tiene un pico de actividad muy acusado. Esto le hace ser una candidata ideal como insulina basal. Su comienzo de actividad es a la 1-2 horas. Tiene más variabilidad en su absorción que la insulina Levemir® y menos que la NPH.


subirsubir

Insulinas combinadas

En el comercio existen diferentes mezclas preestablecidas de insulinas de acción ultrarrápida, rápida e intermedia. Tienen el inconveniente de que el porcentaje de cada insulina es fijo y no se pueden modificar las insulinas individualmente (por variaciones existentes en el control de glucemia, ejercicio físico, raciones de alimentos, enfermedad...). Lo más apropiado es que cada persona realice sus propias mezclas de acuerdo a sus necesidades diarias y siguiendo las instrucciones de su equipo médico.


Tabla de duración de los diferentes tipos de insulina


  Comienzan efecto Pico de actividad Duración Variabilidad absorción
Humalog/Novorapid 10-15 minutos 30-60 minutos 3-4 horas
Regular 30-60 minutos 2-3 horas 5-7 horas
NPH 1-2 horas 4-10 horas 12-15 horas 68%
Levemir 2-3 horas 6-7 horas (poco) 16-24 horas 27%
Lantus 2-3 horas 6-7 horas (poco) 20-24 horas 48%


Factores que modifican la acción de la insulina

  • Adelantan su perfil de actividad:
    • El ejercicio físico sobre la zona en que se ha inyectado.
    • El calor sobre el lugar de la inyección.
    • Un masaje en la zona donde se ha inyectado la insulina.
    • Inyección demasiado profunda, ya que puede haber sido inyectada sobre músculo.
    • Inyección sobre abdomen y brazos.
    • Dosis muy pequeñas.

  • Retrasan su perfil de actividad:
    • Frío sobre la zona de inyección.
    • Inyección demasiado superficial.
    • Inyección sobre zonas de lipohipertrofia. No sólo retrasan la absorción sino que esta es más errática y menos fiable.
    • Inyección sobre glúteos o muslos.


¿Qué es la terapia basal-bolos?

El principal objetivo en el tratamiento de la diabetes es remedar lo máximo posible el funcionamiento del páncreas de una persona sin diabetes.

Recordemos que el páncreas va a producir una pequeña cantidad de insulina continuamente para regular la salida de glucosa del hígado. A esto se le llama insulina basal.

Además cada vez que comemos el páncreas secretará una cantidad de insulina mayor, que se conoce como bolos.

La terapia basal-bolos consiste en imitar esta forma de actuar del páncreas. Para ello disponemos hoy en día de dos alternativas. Una de ellas es el infusor continuo de insulina, y la otra forma consistiría en combinar las diferentes insulinas de la siguiente manera:

  • Para cubrir la secreción basal de insulina utilizaríamos insulinas de acción intermedia o lenta.
  • Para cubrir los bolos utilizaríamos insulinas de acción ultrarrápida o rápida.

El principal inconveniente de este tipo de tratamiento es que los niños precisan múltiples pinchazos durante el día (un mínimo de 4). Las ventajas son muchas, desde mejoría del control metabólico por ser un tratamiento más fisiológico, hasta una mayor flexibilidad horaria que suele conllevar a una mejor calidad de vida.


¿En qué consiste el tratamiento intensivo de la diabetes?

  • Realizarse al día al menos 5-6 controles de glucemia capilar.
  • Administrase 3 o más dosis de insulina al día (ó utilizar una bomba de insulina).
  • Realizar la alimentación contando los hidratos de carbono.
  • Comunicación frecuente con el equipo diabetológico (como mínimo cada 2 ó 3 meses).